Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Paco Ignacio Taibo II | HISTORIADOR MEXICANO

“No habrá otra opción que gobernar por decreto para transformar México”

El escritor e historiador mexicano, Paco Ignacio Taibo II, simpatizante de Morena, repasa los planes de López Obrador y la polémica sobre la expropiación de empresas

Paco Ignacio Taibo II en su estudio de la Ciudad de México.
Paco Ignacio Taibo II en su estudio de la Ciudad de México. El País

Autor de más de 80 novelas, Paco Ignacio Taibo II (Gijón, 1949) vendió el año pasado más de 100.000 ejemplares de su libro Patria (Editorial Planeta) gracias, según él, a un renovado orgullo nacional en tiempos de Trump y al creciente interés entre la juventud por la búsqueda de un México antiguo y progresista. Un ejemplo de ello, sostiene, es el respaldo a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, líder en las encuestas para ganar las elecciones a la presidencia del 1 de julio.

Premio Nacional de Historia, promotor cultural y activista, de los que se remanga llevando su feria del libro a todos los barrios humildes de la Ciudad de México, es también uno de los hombres más cercanos al líder de la izquierda.

En los últimos días su nombre está en el centro de las críticas por la publicación de un vídeo de hace siete meses, en el que pedía públicamente la expropiación de las empresas que intentaran hacer chantaje en un hipotético Gobierno de López Obrador, lo que revelaría, según sus contrincantes, las verdaderas intenciones del tabasqueño al llegar a Los Pinos.

Tras la controversia, atiende a EL PAÍS en dos partes: la primera, en su casa de La Condesa, y la segunda, por teléfono desde Italia, donde presenta su último libro.

Pregunta. ¿Cómo ha vivido la polémica de su vídeo sobre expropiaciones?

Respuesta. Es un debate artificioso armado con malicia y mala fe. Unas declaraciones de hace siete meses donde analizaba una hipotética intervención en caso de una victoria de López Obrador y que las empresas amenazaran con irse del país. Yo dije que desde el movimiento social habría que presionar para que se expropiaran. Pero ni Obrador quiere expropiar ni yo lo pienso, salvo condiciones de emergencia, como sucedió con el petróleo en 1938. Se ha creado una polémica artificiosa como parte de la guerra sucia de la que ninguno estaremos a salvo en las próximas semanas.

P. Le criticaron con dureza desde la izquierda por sus críticas al empresario Alfonso Romo y Germán Martínez, dos de las personas más cercanas a Obrador en esta campaña.

R. Hay cosas que no me gustan de la apertura al centro de López Obrador y no veo razón para callarme. No es normal que alguien diga que no vamos a tocar los contratos petroleros. Yo solo pregunté: ¿En nombre de quién habla?, porque las bases de Morena han dicho otra cosa. Sobre Germán Martínez, a mí no me gusta. Ha dicho cosas insultantes como que Cárdenas era un cadáver que había que enterrar. Si estuviera en mi circunscripción no votaría por él. Cómo llegó a donde está no lo sé ni tengo idea, pero quiero que se sepa quién es.

Paco Ignacio Taibo II en estudio de la Ciudad de México.
Paco Ignacio Taibo II en estudio de la Ciudad de México. El País

P. Desde un punto de vista de izquierda, ¿cómo explica la incorporación al proyecto de López Obrador del Partido Encuentro Social, de perfil ultraconservador, y de Napoleón Gómez Urrutia, ex líder sindical hoy en el exilio?

R. Hay un intento de López Obrador por abrirse al centro. Ya hay una base de izquierdas consolidada y se trata de incorporar nueva gente sin negociación programática. En el caso Gómez Urrutia los mineros han estado sometidos a una represión brutal y Gómez Urrutia ha sido condenado a vivir en el exilio porque le dijo a Germán Larrea (empresario minero) que era un asesino tras lo sucedido en pasta de Conchos (donde fallecieron 65 mineros en una accidente). Por otra parte, el PES son dos cosas; una dirección conservadora en el sentido evangelista pero también una base social formada por campesinos vinculados a las cajas populares y bancos de ahorros del pueblo. En ese giro al centro hay gente que suma, como Tatiana Clouthier, que proviene del humanismo del PAN, y gente que resta, como German Martínez o Esteban Moctezuma (expresidente de Fundación Azteca). El problema será gobernar con todo eso a partir del día 2 de julio.

P. En una entrevista reciente en este periódico, Jean Meyer sugería a López Obrador enfocarse y empezar en temas de pobreza y salud y menos en violencia y corrupción que son objetivos más etéreos.

R. La campaña está bien planteada en tres ejes: no al neoliberalismo, no a la corrupción y no a la guerra contra el narco. El tema de la salud, por ejemplo, se vuelve sencillo: devolvamos a los hospitales las medicinas que se robaron. Por lo tanto, cada vez que entras a un tema de una forma u otra está vinculado a la corrupción.

P. ¿Se puede frenar un proyecto económico que está apuntalado con leyes en el Congreso?

R. Esa es la gran cuestión, qué tanto vamos a poder romper con el proyecto neoliberal una vez que lo convirtieron en leyes. Para empezar se puede romper y paralizar impidiendo que se venda una planta de fertilizantes, que se expulsen a mil maestros, que se privaticen cinco playas o que se suba el IVA al pequeño comercio. Pero para modificarlo con profundidad se necesita ganar en el congreso.

P. ¿Y cómo hacerlo sin una mayoría en el Congreso?

R. Mi duda es qué tanto, un presidente de México, puede gobernar por decreto presidencial como hizo Cárdenas en su día. Si a López Obrador le quitan esa posibilidad va a tener un gobierno en minoría y con casi todos los gobernadores en contra.

P. ¿Pero se atreverá a gobernar por decreto?

R. No hay otra opción si quieres cambiar este país.

P. ¿Cómo va a enfrentar López Obrador a un tipo tan impredecible como Trump?

R. Hay un juarismo y cardenismo que está esperando a explotar en términos de dignidad nacional contra el delirio de Trump. Hay un orgullo nacional creciente. Vendí 100.000 ejemplares de Patria y el video que hice del cura Hidalgo tiene más un millón de vistas. Percibo un interés creciente por el rescate de la historia. Con Andrés Manuel no habrá retratos de Juárez colgados en los despachos de Palacio, sino ideas de Juárez en marcha.

P. ¿Qué empuja la candidatura de López Obrador?

R. Obrador ha logrado unir la mala leche y la indignación. Y en este viaje mucha gente, de mejor o peor calidad moral, se ha subido al barco.

Más información