Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica condena a 20 años de prisión al único yihadista vivo que atentó en París

Salah Abdeslam ha sido juzgado en Bruselas por un tiroteo con la policía belga en 2016

Salah Abdeslam
Imagen de Salah Abdeslam tomada antes de los atentados y difundida el pasado 13 de abril por un canal belga. AP

Salah Abdeslam, el único terrorista que sobrevivió a los atentados de París, ha recibido su primera condena. La justicia belga ha considerado este lunes al yihadista culpable de tentativa terrorista y lo ha condenado a 20 años de prisión por un episodio diferente, el tiroteo con la policía belga que se produjo en marzo de 2016 en Bruselas. Ni Abdeslam ni su cómplice Sofien Ayari, también declarado culpable, han acudido al tribunal este lunes para escuchar el veredicto.

Aunque Abdeslam se encuentra en una prisión francesa a espera de juicio por su participación en el ataque terrorista en París, ocurrido en noviembre de 2015, Bélgica también lo juzgaba por un incidente con la policía que precedió a los atentados de Bruselas. "No hay duda de su arraigo en el radicalismo", ha concluido el juez del tribunal correccional de Bruselas —tribunal francófono de primera instancia— durante la lectura de la sentencia. La vista oral de este juicio se celebró el pasado mes de febrero y mostró a un Abdeslam fuertemente radicalizado y sin ninguna intención de cooperar con la justicia. La pena de 20 años es la máxima prevista en el código penal belga, aunque es posible sumar más años de prisión si se acumulan otros delitos.

Este francés criado en Bélgica fue el único superviviente del escuadrón suicida del Estado Islámico que mató a 130 personas en París aquel 13 de noviembre. Fue detenido en Bruselas en marzo de 2016 en el barrio de Molenbeek, donde había crecido y donde se ha detectado la presencia de numerosos islamistas radicales. Apenas una semana después de ese enfrentamiento con la policía se produjeron los atentados de la capital belga, que dejaron 32 muertos y más de 300 heridos.

Los hechos por los que se condena este lunes a Abdeslam, de 28 años, se remontan al 15 de marzo de 2016. Aquel día investigadores franceses y belgas fueron sorprendidos por disparos durante un registro en uno de los refugios de la célula terrorista, en el municipio bruselense de Forest. La operación se saldó con un yihadista de origen argelino, Mohamed Belkaid, muerto y tres policías heridos. Belkaid, de 35 años, falleció al enfrentarse con los agentes para cubrir la huida de Abdeslam y de su cómplice, Soufien Ayari, tunecino de 24 años. El tribunal considera probado que ambos yihadistas participaron en el tiroteo.