Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

China censura a las nuevas estrellas de Internet: las madres adolescentes

La cadena estatal acusa a dos populares plataformas de vídeo de promover el embarazo en menores de edad

Fotograma del documental emitido por la cadena estatal china sobre los vídeos de madres adolescentes.
Fotograma del documental emitido por la cadena estatal china sobre los vídeos de madres adolescentes.

Dos de las plataformas de vídeo más populares de China han desaparecido esta semana del catálogo de aplicaciones móviles, después de que la cadena estatal CCTV les acusara de promover el embarazo en menores de edad. Pekín quiere acabar con la creciente fama de sus últimas cyberestrellas, las madres adolescentes, cuyos vídeos acumulan millones de visitas y que en los últimos años han incrementado sus seguidores. Tras la reprimenda gubernamental y la suspensión de sus aplicaciones, ambas plataformas, Kuaishou y Huoshan, se han apresurado a pedir disculpas y a borrar el contenido censurado. 

El programa emitido por CCTV se centró en la actividad de Kuaishou, a la que afeaba alojar en su plataforma un amplio número de cuentas en las que madres adolescentes retransmitían su vida. El reportaje de la cadena aseguraba que en los vídeos de la plataforma, mujeres de entre 13 y 14 años emitían imágenes sosteniendo a recién nacidos, se fotografiaban embarazadas y contaban las alegrías de la maternidad. Según CCTV, las adolescentes que aparecían en los vídeos de esta aplicación viven mayoritariamente en zonas rurales y se vieron obligadas a abandonar el colegio. "Sus vidas son aburridas y están necesitadas de atención", sentenciaba la narración del documental. 

La maternidad adolescente despierta mucha controversia en el país asiático, a pesar de los problemas demográficos causados por la ley del único hijo, vigente hasta 2015. Las madres solteras, incluso las mayores de edad, son frecuentemente estigmatizadas y se enfrentan a problemas legales, según explicó The New York Times. Además, en China las mujeres no pueden casarse antes de los 20 años, mientras que para los hombres la edad legal para contraer matrimonio es de 22 años. 

La retirada temporal de las aplicaciones coincide con una nueva ofensiva censora del Gobierno chino en Internet, que no se limita solo a denunciar el contenido político inapropiado, sino también aquello que considera insalubre o pornográfico. A finales de marzo dos medios estatales chinos culparon a Jinri Toutiao, la aplicación de noticias más popular del país, de publicar anuncios médicos que se consideran engañosos y perjudiciales para el público. Esta misma web se vio obligada a suspender su actividad durante 24 horas después de que el consejo regulador de los medios de comunicación asegurara que estaba difundiendo "información vulgar". Una acusación similar a la que se vertió sobre Sina Weibo, el Twitter chino, que tuvo que clausurar algunas de sus funciones durante una semana. 

Kuaishou y Huoshan no solo pidieron disculpar en sendos comunicados, sino que anunciaron medidas para acabar con la emisión de este tipo de contenidos. Kuaishou comenzó la búsqueda de hasta 3.000 empleados para revisar y editar el contenido de su página web. En la oferta de trabajo, la plataforma explicó que daría prioridad a los solicitantes con historiales políticos de confianza, especialmente a miembros del Partido Comunista o de su liga juvenil, según Associated Press. Ese mismo día Huoshan explicó que había borrado más de 10.000 vídeos y 4.800 cuentas problemáticas. La aplicación anunció además la introducción de 1.700 nuevas palabras delicadas para la publicación de vídeos. 

Síguenos en Twitter y en Flipboard