Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel se niega a abrir una investigación sobre los 17 muertos de Gaza

Erdogan acusa a Netanyahu de “dirigir un Estado terrorista”. El líder hebreo asegura que no recibirá lecciones "de aquellos que durante años han bombardeado población civil indiscriminadamente"

El palestino Tahreer Abu Sabala, de 17 años, es disparado por el Ejército israelí durante las protestas de la Marcha del Retorno.

Israel no cree que sea necesario una investigación sobre lo sucedido el pasado viernes en Gaza porque, según su ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, los soldados actuaron “según el protocolo establecido” por el que dispararían a todo aquel que intentase dañar la infraestructura de la frontera. En una entrevista concedida este domingo a la radio del Ejército, habló por primera vez de las operaciones de militares israelíes en la frontera de Gaza que dejaron un saldo de 17 palestinos muertos y cerca de 1.500 heridos, unos 400 de bala, según fuentes médicas palestinas.

“Bajo ninguna circunstancia se abrirá una investigación”, sentenció el ministro hebreo. Además, aprovechó para enviar un mensaje velado a la ONU, a la UE y a todos los que han pedido que se investigue independientemente lo sucedido. “Sugeriría que la marcha de hipócritas iniciase una investigación sobre el medio millón de muertos en Siria”, dijo Lieberman.

Las críticas a Israel por utilizar a más de 100 francotiradores y fuego de artillería para impedir que algunos de los participantes de la Gran Marcha de Retorno, que durará seis semanas, se acercaran a la valla fronteriza, encontraron una respuesta contundente por parte del Gobierno hebreo. Uno de los episodios más elevados de tono lo protagonizaron este domingo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Erdogan acusó a Netanyahu de “dirigir un Estado terrorista”. Acusaciones a las que el líder hebreo respondió: “El Ejército más moral del mundo no recibirá lecciones de aquellos que durante años han bombardeado población civil indiscriminadamente".

El coordinador militar de las operaciones en los territorios, el general Yoav Mordechai, confirmó que Israel tiene en su poder los cadáveres de dos de los palestinos abatidos el viernes con fuego de artillería por acercarse a la frontera. “Israel no descansará y los residentes de Gaza no tendrán la paz hasta que los israelíes sean devueltos desde Gaza y nuestros soldados puedan ser enterrados”, aseguró el alto mando hebreo refiriéndose a los nacionales israelíes y soldados capturados por el Movimiento de Resistencia Islámico (Hamas) en el territorio Mediterráneo palestino.

Según varios medios hebreos, Israel tiene en su poder 24 cuerpos de palestinos que no devolverán, salvo que se acuerde un intercambio por los militares israelíes Hadar Goldin y Oron Shaul —declarados muertos tras la contienda de 2014 y cuyos cuerpos están en manos de Hamas y por dos civiles israelíes que también entraron en Gaza y estarían en poder de la organización islamista. El secuestro de cadáveres y su posterior intercambio ha sido utilizado siempre por ambos bandos como moneda de negociación.

"Estaban armados con rifles y su intención era cometer un ataque terrorista en Israel", escribió el comandante general Mordejai en la página de Facebook. "Un valor común en el judaísmo y el islam es enterrar a los muertos", dijo, y adelantó que no devolverán los cuerpos hasta que los israelíes cautivos en Gaza sean entregados para "un entierro en Israel", informa EFE.

A principios de este mes, el Parlamento israelí, Knesset, aprobó una ley que permite a las fuerzas de seguridad hebreas retener los cuerpos de “los terroristas palestinos que murieron mientras realizaban ataques terroristas”, una práctica sobre la que la Corte Suprema israelí había fallado en contra, hace tres meses, al no tener aún cobertura legal.