Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fujimorismo presiona a Kuczynski con vídeos clandestinos

El Gobierno peruano califica las grabaciones de emboscada de la oposición a dos días de la votación sobre la destitución del presidente

Kuczynski, este martes, con el Ejército, en Lima. En vídeo, las piezas filtradas.

La política peruana se asemejó este martes al convulso mes de septiembre del 2000, cuando se difundió el primer vladivideo de la corrupción del Gobierno del autócrata Alberto Fujimori y su asesor Vladimiro Montesinos y el régimen empezó a resquebrajarse. La oposición fujimorista presentó hoy grabaciones de las conversaciones sobre posibles beneficios para los congresistas que se abstengan de votar, este jueves, la destitución del presidente Pedro Pablo Kuczynski. Sin embargo, la primera ministra, Mercedes Aráoz, rechazó las acusaciones del supuesto negociado y las calificó de "prácticas montesinistas y fanfarronadas" entre congresistas. "El Gobierno no compra a los congresistas. No hay ningún funcionario de alto nivel que pueda hacer este tipo de ofertas. No hay entrega de dinero como sucedía en la época de Montesinos", añadió Aráoz, quien además de primera ministra es congresista y vicepresidenta segunda.

Congresistas del partido Fuerza Popular, que lidera Keiko Fujimori, difundieron al final de la tarde tres vídeos y un audio registrados por el parlamentario keikista Moisés Mamani. En uno de ellos, el congresista Kenji Fujimori —aliado de Kuczynski desde diciembre—; otro parlamentario kenjista, Guillermo Bocángel; y uno de los principales asesores del hijo menor del autócrata, le ofrecen nombramientos en la mesa directiva del Congreso o facilidades en obras públicas para su región si se ausenta de la votación sobre la posible destitución presidencial, que se celebrará este jueves. La Cámara puede destituir al presidente con 87 de 130 votos: si ello ocurre, el vicepresidente Martín Vizcarra tendría que asumir la presidencia.

El jueves pasado, el Parlamento peruano decidió, con 87 votos a favor, admitir a debate la remoción del mandatario por “incapacidad moral permanente” por sus supuestos vínculos con la constructora brasileña Odebrecht y pagos por más de cuatro millones de dólares a dos firmas ligadas al exbanquero de inversión en la década pasada. Kuczynski también recibió dinero por sus labores de consultoría cuando era ministro del Ejecutivo de Alejandro Toledo. Odebrecht logró la concesión para la obra de la carretera Transoceánica Sur poco después. El hoy jefe de Estado peruano ha negado conocer dichos contratos mientras era ministro, y ha explicado que en la banca de inversión hay una “muralla china” entre el dueño y el gestor a quien se delega la administración de la empresa.

“A partir de junio va a haber nueva mesa directiva, vas a manejar la mesa, vas a manejar contratos, la presidencia [del Congreso] ya no va a ser de Fuerza Popular. Si ustedes no quieren ir [el jueves] a la votación, no vengan, se quedan en su casa”, sugiere, en la grabación, Bocángel a Mamani. El parlamentario kenjista afirma, además, que Kuczynski ordenó en diciembre “cerrar el caño” (el presupuesto) a los 61 congresistas de Fuerza Popular y favorecer así a los kenjistas.

La bancada de Keiko Fujimori —la principal fuerza opositora—, ha ido perdiendo efectivos con el paso de los meses: arrancó en julio de 2016 con 73 escaños, se ha ido reduciendo y hoy cuenta con 59. El 22 de diciembre, durante la primera votación para remover a Kuczynski, Kenji Fujimori logró la disidencia de otros nueve fujimoristas que votaron –como él– por la abstención, a cambio del indulto humanitario de su padre, quien hasta diciembre pasado cumplía 12 años de prisión de una condena de 25 por crímenes de lesa humanidad cometidos durante su Gobierno. Los diez disidentes renunciaron a Fuerza Popular y respaldan a Kuczynski.

En otro de los vídeos, el congresista kenjista Bienvenido Ramírez refiere que desde que respaldó al jefe de Estado en la votación de diciembre ha podido designar a cargos públicos en la región Tumbes. En una tercera filmación un funcionario de la administración Kuczynski, el gerente de políticas de la Superintendencia de armas y municiones Fredy Aragón dice a Mamani que se beneficiaría “sin mover un dedo” si se hace “amigo del Ejecutivo”. “Vas a tener la puerta abierta, pues hermano. ¿Sabes cuál es el negocio de los congresistas? Esto se gestiona así: [preguntas al alcalde] ¿cuál es tu proyecto más caro? Ya 5% nomás que te deje: cierras tú con el alcalde, gestionas tú con el Ejecutivo, sacas eso y se realiza la operación”.

La primera ministra y otros tres miembros del gabinete de Kuczynski presentaron sus descargos, pasadas las ocho de la noche, tras el escándalo de las grabaciones. El ministro de Interior, Vicente Romero, por su parte, informó del cese de Aragón: “Ha dado declaraciones que no están a la altura de un funcionario público”, lamentó.

Tres congresistas que en diciembre renunciaron al partido de Gobierno, Peruanos por el Kambio, pidieron por la noche la renuncia del mandatario. “Ante los graves hechos conocidos hoy, Vicente Zevallos, Gino Costa y Alberto de Belaúnde nos vemos en la obligación de cambiar nuestra posición institucionalista contra la vacancia. El presidente debe renunciar y dar paso a la sucesión constitucional”, tuiteó Zevallos. Por su parte, el parlamentario Jorge del Castillo, que en días previos se había expresado en el sentido contrario, declaró a un canal de televisión que este jueves votará a favor de la destitución del presidente. Ante los vídeos y audios difundidos, el colectivo ciudadano No a Keiko ha llamado a un plantón para pedir la renuncia de Kuczynski en la tarde del jueves, mientras el Parlamento debate la moción.