Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho meses de cárcel para la menor palestina que abofeteó a un soldado israelí

Ahed Tamimi, de 17 años, ha pactado la condena y acepta pagar una multa de 1.164 euros

Ahed Tamimi escoltada por personal de la prisión de Ofer, cerca de la ciudad de Ramala. En vídeo, el incidenete ocurrido el pasado mes de diciembre, REUTERS

La adolescente palestina Ahed Tamimi, detenida en diciembre por abofetear a un soldado israelí durante una operación militar hebrea en la localidad de Nabi Saleh (Cisjordania), cumplirá una condena de ocho meses de cárcel. La abogada de la joven, Gaby Lasky, ha pactado este miércoles con la fiscalía militar el encierro de su defendida a cambio de que ella se declararse culpable de cuatro de los doce cargos a los que inicialmente se enfrentaba y de pagar una sanción de 5.000 shequels (1.164 euros).

El acuerdo, que se cerró durante la reanudación del juicio a puerta cerrada en la Corte Militar de Ofer y que fue aprobado anoche por el tribunal, incluye el compromiso de la menor de reconocerse culpable de asaltar al soldado hebreo, de incitar a la violencia y de dos cargos más por perturbar el curso de las actividades del Ejército. La joven, que ya lleva tres meses encerrada, elude así una pena mayor, al renunciar la fiscalía a acusarla de otros ocho cargos, con lo que podría salir de prisión el próximo mes de agosto.

Ahed, que hace poco cumplió 17 años entre rejas, se ha convertido para los palestinos en un símbolo de la lucha contra la ocupación desde que se publicó un vídeo en el que planta cara a dos soldados israelíes en el patio de su casa. En las imágenes —grabadas el 15 de diciembre en el marco las protestas desatadas por el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel— se ve a Ahed junto a su prima Nur (21) increpando y golpeando a uno de los soldados. Su madre, Nariman, transmitió la escena en directo a través de Facebook Live. Unos días después, madre e hija fueron arrestadas durante una operación militar en la que el ejército israelí irrumpió en su vivienda de madrugada para llevárselas. La detención de su prima se produjo al día siguiente.

Según el acuerdo alcanzado este miércoles coincidiendo con el Día de la Madre en Palestina, la progenitora de Ahed será condenada igualmente a ocho meses de prisión y una sanción de 6.000 shequel (1.397 euros) a cambio de declararse culpable de haber colaborado e incitar a la violencia al compartir el vídeo en las redes sociales. Por su parte, Nur admitirá ser culpable de asalto, por participar en la agresión a los militares hebreos por lo que será condenada a cinco meses de prisión y una multa de 2.000 shequel (465 euros).

El arresto y confinamiento de la menor Ahed a la espera de juicio en una corte militar hicieron estallar una intifada en las redes sociales que se llenaron de peticiones de liberación de la menor bajo el hashtag #FreeAhed. El caso de esta joven centró la mirada de diferentes organizaciones internacionales pro derechos humanos en la protección de los menores detenidos por Israel en los territorios palestinos.

Precisamente esta semana, en vísperas del juicio, la ONG B´Tselem presentó en Jerusalén un informe en el que denuncia la desprotección de esos menores y la violación de sus derechos en los tribunales militares israelíes en los que son juzgados. “Los cambios introducidos en el sistema legal israelí como establecer una Corte Militar Juvenil, reducir los tiempos de revisión judicial o permitir la presencia de los progenitores durante el proceso, en la práctica no han protegido a los menores. Sólo sirvieron para mejorar la imagen de Israel”, aseguró Yael Stein, directora de la investigación.

Más información