Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel calma al ala derecha de su partido al hacer ministro a uno de sus principales críticos

El actual secretario de Estado de Finanzas, Jens Spahn, ocupará la cartera de Sanidad en un futuro Gobierno de gran coalición con los socialistas

La canciller Merkel habla con Jens Spahn, este jueves en Berlín.
La canciller Merkel habla con Jens Spahn, este jueves en Berlín. AP

En un gesto destinado a llevar la calma a su partido y buscar una reconciliación con el ala derecha de la CDU, la canciller Angela Merkel anunció este domingo que uno de sus principales rivales internos, el actual secretario de Estado de Finanzas, Jens Spahn, ocupará la cartera de Sanidad en un futuro Gobierno de gran coalición con los socialdemócratas. La designación de Spahn, un político de 37 años, pone fin, por el momento, a una peligrosa revuelta interna que exigía a Merkel una renovación generacional en el seno del partido.

Hace dos semanas la canciller alemana, Angela Merkel, había anunciado que las seis carteras que le corresponden a la CDU serían ocupadas por “gente joven y gente con experiencia”, sin dar nombres, aunque prometió que serían conocidos antes del congreso extraordinario que se celebra hoy en Berlín y que ha sido convocado para aprobar el pacto de Gobierno alcanzado con el Partido Socialdemócrata (SPD, en sus siglas alemanas).

La decisión de designar a Spahn como futuro ministro de Sanidad le permite a Merkel no sólo rejuvenecer su Gabinete, como había prometido, también deja al ala conservadora de la CDU sin argumentos para atacarla, una amenaza que podría haber seguido envenenando la convivencia en el seno del partido, donde el descontento con la gestión de la canciller hacía tiempo que había dejado de ser un secreto.

Pero la promoción de Spahn, un político que criticó duramente la política migratoria de puertas abiertas que impulsó la canciller en 2015 y que no ocultó su decepción cuando Merkel se vio obligada a ceder el poderoso Ministerio de Finanzas al SPD para poder cerrar el acuerdo, abre un nuevo frente en el seno de la CDU, el del hipotético relevo de la canciller.Aun así, varios analistas calificaron este domingo la designación de Spahn como un movimiento astuto de Merkel destinado a incluir en el Gabinete a su principal crítico, una medida que no sólo neutraliza a Spahn, sino que puede acallar las críticas.

En otro ejercicio de equilibrio político, Merkel optó por revalidar en el cargo a Ursula von der Leyen, de 59 años, como ministra de Defensa y confirmó a Peter Altmaier, también de 59, como ministro de Economía (son los únicos de la CDU que repiten). En un intento de dar una nueva imagen del gabinete, Merkel optó por caras nuevas —seis en total, la mayoría mujeres—, como las de Julia Klöckner (45) como titular de Agricultura y Anja Karliczek (46) al frente de Educación. Junto con Helge Braun (45), en el Ministerio de la Cancillería, son caras prácticamente desconocidas para el ciudadano común.

La cartera de Interior no recaerá en la CDU, sino en su socio bávaro, la Unión Socialcristiana bávara (CSU), que pretende imprimir un sello propio al departamento e impulsar una política migratoria más restrictiva.

Decidir la nómina de ministros “no ha sido fácil”, admitió Merkel este domingo. La canciller matizó que “elegir significa a veces hacer renuncias dolorosas”.La designación de los ministros de la CDU, tal como había prometido la canciller, tuvo lugar en vísperas del crucial congreso extraordinario del partido encargado de bendecir el pacto suscrito con el SPD para poder reeditar el formato de la gran coalición. Los delegados del congreso también abordarán la designación como nueva secretaria general del partido de Annegret Kramp-Karrenbauer (55), un cargo que promueve a la actual jefa del Gobierno regional de Sarre como candidata a convertirse en sucesora de la propia canciller.Mientras la CDU ultima los detalles de su congreso, la cúpula del SPD redobla su campaña entre la militancia a favor del sí a otra gran coalición. Sus 463.723 afiliados están convocados a una consulta, de carácter vinculante, cuyo resultado definitivo se dará a conocer el próximo domingo.

Más información