Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bombardeos continúan en Guta Oriental tras la aprobación del alto el fuego

Los ataques del régimen sirio sobre el enclave rebelde no cesan después de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU

Un hombre camina por Duma (Guta Oriental), este domingo.
Un hombre camina por Duma (Guta Oriental), este domingo. REUTERS

Los ataques aéreos y los combates continuaron este domingo en el enclave de Guta Oriental, bastión opositor en la periferia de Damasco, horas después de que se aprobara la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre una tregua de 30 días en Siria.

En declaraciones a Efe por teléfono, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, ha asegurado que los choques entre las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar el Asad, y las facciones rebeldes "se han reducido de manera notable" en comparación con el inicio de los ataques en Guta Oriental, el pasado día 18 de febrero.

Sin embargo, estos siguen y ocho civiles murieron este domingo en distintas zonas de la región por disparos de artillería y bombardeos, por lo que la cifra de fallecidos esta semana de ataques aumentó a 520, entre ellas 127 menores y 75 mujeres.

El Observatorio —con sede en el Reino Unido, pero que cuenta con una amplia red de observadores sobre el terreno en Siria— ha apuntado que la cifra de muertes podría aumentar debido a la gravedad de los heridos, aunque no especificó el número exacto.

Además, según Abderrahman, 13 miembros de las tropas leales a El Asad y seis combatientes rebeldes murieron en los enfrentamientos. El director de la ONG aseguró que las fuerzas gubernamentales intentan avanzar en la zona de Duma que enlaza con la población de Harasta, por lo que el conflicto no se ha detenido.

Turquía advierte de que el alto el fuego no afectará a sus operaciones en Afrin

El viceprimer ministro de Turquía, Bekir Bozdag, ha puntualizado este domingo que la resolución aceptada por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU para un alto el fuego de 30 días en Siria no afectará la ofensiva que su país está desarrollando contra las milicias kurdas en la región siria de Afrin.

"La resolución del Consejo de Seguridad de la ONU no afectará a la operación Ramo de Olivo", dijo el vice primer ministro turco Bekir Bozdag.

 El 20 de enero, Ankara y sus aliados del opositor Ejército Libre Sirio lanzaron la operación 'Rama de Olivo' en Afrin. La operación va dirigida contra grupos yihadistas y las Unidades de Protección Popular (YPG), brazo armado del Partido kurdo-sirio de la Unión Democrática (PYD).

El Consejo de Seguridad de la ONU exigió el sábado la implementación urgente y "sin demora" de una tregua en todo el territorio sirio en una resolución aprobada de forma unánime, en la que citaba de forma expresa Guta Oriental, y demandó a todas las partes beligerantes un cese de las hostilidades durante treinta días en todo el país.

La resolución de la ONU prevé excepciones al alto el fuego para los combates contra diversos grupos yihadistas. Estas pueden dar lugar a interpretaciones contradictorias, pues Damasco considera a todos los rebeldes "terroristas".

En Teherán, el jefe del estado mayor del ejército iraní, el general Mohamad Bagheri, citado por la agencia oficial Irna, se mostró categórico: "A las zonas de la periferia de Damasco que están en manos de [grupos] terroristas no les atañe el alto el fuego y las ofensivas y la limpieza del ejército sirio continuará".

"No podemos confiar ni en Rusia ni en el régimen, nos hemos acostumbrado a sus traiciones", ha afirmado a AFP Abu Mazen, un habitante de Duma —la ciudad más grande de Guta Oriental— refugiado en un sótano. "No creo que esta decisión se aplique", ha asegurado respecto a la resolución de la ONU.

Además de la violencia, los habitantes de Guta Oriental —unos 400.000, según la ONU— padecen hambre por la carestía de los productos básicos, desde que el pasado miércoles los comercios cerraran sus puertas, y los precios de los víveres son muy elevados.

Más información