_
_
_
_

Rebelión del grupo parlamentario del PSD portugués contra su nuevo líder

Rui Rio solo recibe el 39% de votos favorables en las primarias del partido de centroderecha tras consensuar una lista común con su adversario

El nuevo líder del PSD, Rui Rio.
El nuevo líder del PSD, Rui Rio.PATRICIA DE MELO MOREIRA (AFP)

Rui Rio venció, pero no convenció. Como estaba previsto, el pasado domingo se proclamó presidente del Partido Social Demócrata, el primer partido de Portugal, sin embargo, no consiguió unificar a sus diversas corrientes ni siquiera formando una lista común con su adversario en las primarias. Este jueves por la tarde, durante el proceso de renovación del grupo parlamentario de la formación de centroderecha, las diferencias aún han quedado más patentes.

Más información
Riu Rio quiere reconquistar el centro
Passos Coelho renuncia

En el Congreso Nacional del pasado domingo, Rio tuvo la habilidad de consensuar con su adversario en las primarias, el ex primer ministro Pedro Santana Lopes, una lista común. A las 4 de la madrugada se repartieron los puestos y firmaron la paz. Así lo creyeron. Aunque no hubo ninguna lista alternativa para votar, el nuevo líder solo obtuvo el apoyo del 64% de los militantes, desautorizando a Rio y al propio Santana Lopes.

En plena entronización de Rio, la victoria moral fue para el exportavoz parlamentario Luís Montenegro, que saltó al escenario para anunciar que dejaba la vida parlamentaria y se preparaba desde ya para ser el relevo del acual dirigente en el futuro.

Este jueves se calibró la importancia de la contestación a Rio. El grupo parlamentario del PSD votaba al nuevo portavoz, una figura de vital importancia ya que, en ausencia del propio Rio —que no es diputado—, es quien debe transmitir la política de su líder. El hombre escogido es Fernando Negrão, en principio un nombre nada controvertido pues el mismo Passos Coelho lo había designado para presidir el parlamento; es decir, que Negrão tampoco era un gran cambio ideológico.

Sin embargo, en el estado actual del PSD ya no se trata de cuestiones ideológicas sino de echar un pulso a Rio. En la víspera de la votación del grupo, Negrão advirtió que aceptaría la portavocía si conseguía “la mitad más uno de votos favorables”. Solo ha conseguido el 40%, 35 votos a favor, 32 en blanco y 21 nulos. El anterior portavoz, Hugo Soares, obtuvo el 85% de los votos y su antecesor, Montenegro, el 98%, tanto uno como otro en enero hicieron campaña a favor de Santana Lopes en las elecciones internas para elegir presidente.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

El resultado no es tanto contra Negrão como contra Riu, que en los pocos días que lleva de presidente del PSD está llevando a la práctica su teoría de acercamiento al Gobierno socialista, que es la clave de la ruptura interna que en estos momentos sufre el PSD. Si el congreso del PSD se abrió con el discurso de Passos Coelho acusando de todos los pecados al Gobierno socialista, se clausuró con las palabras de Rio prometiendo pactos con el demonio. 

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_