Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico crea un organismo para combatir las noticias falsas

Un portavoz de Theresa May dice que vivimos en una era de narrativas enfrentadas

El periódico Washington Post  celebró este martes un evento sobre noticias falsas en Washington, Estados Unidos
El periódico Washington Post celebró este martes un evento sobre noticias falsas en Washington, Estados Unidos AFP

El Gobierno británico va a poner en marcha una nueva unidad para combatir el fenómeno de las noticias falsas, según ha informado un portavoz del Gabinete. La “unidad de comunicaciones de seguridad nacional” tendrá entre sus objetivos “combatir la desinformación procedente de Estados y otros actores” y disuadir a aquellos que tratan de utilizar las noticias falsas para influir en los acontecimientos del país.

La medida ha sido aprobada durante una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, que incluye miembros del Gobierno y oficiales de seguridad, en la que se ha decidido poner en marcha una revisión específica del gasto y las capacidades de Defensa. La decisión supone un importante logro persona del nuevo ministro de Defensa, Gavin Williamson. Una de las áreas específicas en las que se ha acordado que eran necesarios más recursos es en la lucha contra la difusión de noticias falsas. No se especificó todavía dónde estará localizada la nueva unidad ni con qué dotación de personal contará.

El anuncio coincide con la reasunción de la investigación sobre noticias falsas en un comité parlamentario, presidido por el diputado conservador Damian Collins, que a finales del mes pasado celebró su primera sesión de recogida de testimonios, centrada determinar si hubo un patrón común en las injerencias de medios financiados por el Gobierno ruso en la crisis catalana y el Brexit. Dicha investigación, que arrancó la legislatura pasada, volvió a lanzarse este otoño, con el nuevo Parlamento surgido de las elecciones legislativas británicas, y tiene como objetivo estudiar el fenómeno de las noticias falsas, los límites entre estas y la opinión sesgada legítima, y “su impacto en el entendimiento público del mundo y en el periodismo tradicional”.

En el marco de la investigación parlamentaria, los diputados han solicitado información a Facebook y Twitter sobre, entre otros asuntos, la actividad de Rusia durante la campaña del referéndum sobre el Brexit, en el que los británicos decidieron salir de la UE el 23 de junio de 2016.

“Vivimos en una era de noticias falsas y narrativas enfrentadas, y el Gobierno responderá con un mayor y mejor uso de las comunicaciones de seguridad nacional para combatir estos complejos desafíos interconectados”, ha dicho un portavoz del Ejecutivo. “Construiremos sobre las capacidades existentes creando una unidad de comunicaciones de seguridad nacional dedicada a ello. Su tarea será combatir la desinformación de Estados y otros actores. Disuadirá más sistemáticamente a nuestros adversarios y nos ayudará en la consecución de nuestras prioridades de seguridad nacional”.

La primera ministra, Theresa May, ha acusado públicamente a Rusia de utilizar las noticias falsas para debilitar las instituciones de Occidente. “Busca utilizar la información como arma, desplegando sus organizaciones de medios públicos para plantar historias falsas e imágenes trucadas, en un intento de sembrar la discordia en Occidente y debilitar sus instituciones”, dijo May en noviembre, y advirtió: “No van a tener éxito. Reino Unido hará todo lo necesario para protegerse, y trabajará con sus aliados para ello”.

Ayer lunes, el jefe del Estado Mayor del Ejército británico, Nick Carter, pronunció un insólito discurso, aprobado por el ministerio de Defensa, en el que se mostró muy crítico con Rusia, a la que definió como “la más compleja y capaz amenaza de Estado a la que se ha enfrentado Reino Unido desde el final de la guerra fría”.

La BBC, contra las noticias falsas

La BBC, la corporación de radiotelevisión pública británica, también se ha implicado en la lucha contra las noticias falsas. El mes pasado anunció un plan para ayudar a los alumnos de secundaria a identificar las noticias verdaderas y desechar la desinformación. A partir de marzo, la BBC ofrecerá hasta a mil colegios talleres presenciales, impartidos por prestigiosos periodistas de la casa, y módulos online. James Harding, director de noticias de la corporación, se refirió al programa como “un intento de ir a las escuelas a hablar con los jóvenes y darles el equipamiento necesario para distinguir entre lo que es real y lo que es falso”.