Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Viagra se venderá sin receta en Reino Unido

La decisión de la agencia reguladora británica pretende evitar que los hombres adquieran productos similares no regulados en el mercado negro

Una vendedora entrega una caja de Viagra a un comprador.
Una vendedora entrega una caja de Viagra a un comprador.

Reino Unido será el primer país donde se podrá comprar Viagra, el medicamento contra la impotencia de Pfizer, sin receta. La decisión, tomada por la agencia reguladora británica, pretende evitar que los hombres adquieran productos similares no regulados en el extendido mercado negro que opera en Internet. Además, según los expertos, ayudará a aquellas personas a las que les incomoda acudir a su médico de cabecera por un problema de disfunción eréctil. 

Desde Pfizer España aseguran que la comercialización de Viagra Connect es una iniciativa exclusiva de la multinacional para Reino Unido y que, por el momento, no se han iniciado conversaciones para distribuir este producto en España o cualquier otro país, informa Carlos Moreno.

Serán los farmacéuticos británicos, cuando la medida entre en vigor a partir de primavera de 2018, quienes deberán evaluar si los clientes, mayores de 18 años, pueden tomar la pastilla sin riesgo para su salud. También les aconsejarán sobre su uso y les advertirán sobre los posibles efectos secundarios. La Viagra sin receta se comercializará bajo el nombre de Viagra Connect, en píldoras de 50 miligramos. Vendrá en cajas de cuatro y ocho pastillas, con precio de venta al público recomendado de 19,99 y 34,99 libras (23 y 40 euros), respectivamente.

Desde su lanzamiento comercial hace 20 años, el citrato de sildenafilo, comercializado bajo la marca de Viagra, ha revolucionado el tratamiento de la disfunción eréctil. Las recetas de fármacos con sildenafilo se han triplicado en Reino Unido en la última década. La patente de Pfizer expiró en 2013, pero el producto ha proporcionado al gigante farmacéutico ingresos de más de mil millones de libras al año.

La Viagra ha mejorado la vida sexual de millones de varones en todo el mundo y ha levantado considerablemente el tabú que rodeaba a la impotencia. Pero cierto estigma aún pervive y por eso, en paralelo a la popularidad del fármaco, ha crecido el mercado ilegal para obtenerlo sin pasar por el médico. El año pasado las autoridades británicas se incautaron de Viagra falsa por valor de 17 millones de libras (17,2 millones de euros).

La decisión de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Sanidad británica (MHRA, por sus siglas en inglés) se produce después de un periodo de consulta pública. Se recibieron 47 respuestas, 33 de las cuales apoyaron la dispensación sin receta. La mayoría de quienes no la apoyaron expresaba preocupación por que los hombres ocultaran información médica al personal de las farmacias para obtener la medicina. Esta no podrá ser dispensada a quienes padezcan enfermedades cardiacas severas o riesgo de enfermedad cardiovascular, a aquellos con problemas agudos de hígado y riñón, así como a quienes toman medicinas con las que puede haber interacciones.

Según el Servicio Nacional de Salud británico, la mayoría de los hombres ocasionalmente no logra alcanzar o mantener una erección, debido habitualmente a factores como el estrés, el cansancio, la ansiedad o la ingesta elevada de alcohol. “Ampliar la disponibilidad de esta medicación ayudará a que los hombres que quizás de otro modo no buscarían ayuda en el sistema de salud eviten los riesgos asociados a adquirir medicinas de sitios web que operan de manera ilegal”, señaló el regulador británico en un comunicado.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información