Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía danesa encuentra un brazo que atribuye a la periodista sueca Kim Wall

Los restos han sido hallados cerca del lugar donde fueron localizadas las piernas y la cabeza de la reportera, desmembrada por el inventor Peter Madsen en su submarino

Kim Wall y Peter Madsen en el submarino. En la foto pequeña, la reportera.
Kim Wall y Peter Madsen en el submarino. En la foto pequeña, la reportera.

La policía danesa ha informado este miércoles de que los equipos de submarinismo han hallado un brazo al sur de Copenhague envuelto con tiras y trozos de metal que creen que pertenece a Kim Wall, la periodista sueca desmembrada por el inventor danés Peter Madsen el pasado agosto en su submarino. El brazo, que es el izquierdo y que todavía tiene que ser sometido a las pruebas de los forenses, ha sido encontrado a un kilómetro de distancia del lugar en el que aparecieron las piernas y la cabeza de la reportera, en la bahía de Køge, a principios de octubre.

Madsen admitió hace un mes haber descuartizado el cuerpo de Wall en su sabmarino casero en agosto y haber tirado los trozos al mar, pero negó haberla matado y sigue declarándose inocente del asesinato. Era su tercera versión de los hechos, en la que aseguró que la mujer murió por envenenamiento con monóxido de carbono dentro del submarino de fabricación casera Nautilus, en el que estaba siendo entrevistado por la reportera, mientras él se encontraba en la cubierta. 

Las modificaciones en la versión de Madsen llegaron después de que los forenses constatasen que el cráneo no tenía fracturas ni signos de violencia, lo que desacreditaba su anterior declaración, en la que sostenía que Wall había perdido la vida al caerle de forma accidental la escotilla del submarino de golpe en la cabeza.

Madsen sigue en prisión preventiva bajo varios cargos, entre ellos homicidio. El inventor y la periodista estuvieron desaparecidos varias horas hasta que el inventor fue visto de nuevo el 11 de agosto por la mañana en Køge, donde fue rescatado antes de hundirse la nave. Madsen sostuvo inicialmente haber desembarcado a la reportera horas después del inicio del viaje y que la nave zozobró por un fallo, aunque luego cambió su declaración y se supo que el hundimiento del submarino fue intencionado.

La investigación policial, sin embargo, ha concluido que el cuerpo fue cortado de forma intencionada y que el torso llevaba tubos de metal fijados y que presentaba heridas para extraer el aire de su interior con el fin de que se hundiese y no saliera a la superficie. Además, en el ordenador del inventor fueron hallados vídeos de mujeres ejecutadas y torturadas, que él asegura que no son suyos.

Madsen es una figura conocida en Dinamarca por sus diseños de submarinos y por ser el cofundador de la firma Copenhagen Suborbitals, creada en 2008 con el objetivo de lanzar algún día al espacio monoplazas tripulados y que ya ha hecho despegar con éxito varios cohetes experimentales sin personas a bordo.

Más información