Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre tras herir a cuatro personas con un cuchillo en Múnich

La Policía alemana descarta el móvil terrorista en el ataque

Munich
Varios agentes de policía tras el perímetro de seguridad en la zona del ataque, cerca de Rosenheimer Platz. AFP

La Policía de Múnich ha confirmado la detención del individuo que esta mañana ha herido levemente a cuatro personas —una menos que la indicada por el Departamento de Bomberos de la capital bávara— con un cuchillo en el centro de la ciudad alemana. El individuo ha sido identificado como un hombre de 40 años que se había dado a la fuga en una bicicleta negra. La policía ha acordonado la zona del incidente, en torno a la estación de Rosenheimer Platz, y ha asegurado en una rueda de prensa que no hay indicios de que haya un móvil terrorista o político en el ataque.

Las fuerzas de seguridad también han revelado que el sospechoso tenía antecedentes por robo y padecía problemas de salud mental. "No tenemos nada que indique motivos terroristas, políticos o religiosos", ha insistido el jefe de la Policía de Múnich, Humbertus Andrae. 

En un primer momento, la policía informaba de varios heridos sin precisar su número y un portavoz ha indicado poco después que eran cuatro. Posteriormente, el Departamento de Bomberos de la capital bávara ha aumentado a cinco el número de heridos y ha precisado que todos son de carácter leve. Sin embargo, la Policía ha reiterado que son cuatro. Según otro portavoz policial, el ataque se ha producido sobre las 6.30, hora en la que el hombre ha herido a varios transeúntes en distintos lugares en los alrededores de la Rosenheimer Platz.

El sospechoso "ha huido", ha escrito la policía local en su cuenta de Twitter. "Buscamos al autor con todas las fuerzas de policía disponibles", ha añadido, al tiempo que describía al hombre, de unos 40 años, así: "Figura corpulenta, de pelo rubio medio corto y afeitado". Va en una bicicleta negra y vestía pantalones grises y sudadera verde. Además, llevaba una mochila con una colchoneta. La Policía de Múnich ha confirmado la detención sobre las doce de la mañana.

Más información