Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los detenidos por terrorismo islamista en la UE se cuadriplican en cinco años

Los arrestados fueron 150 en 2012 y superaron los 700 en 2016; más de la mitad en territorio francés

La cifra de arrestados por supuesto terrorismo islamista en los países de la UE se ha cuadriplicado en los últimos cinco años: de los algo más de 150 de 2012 a los más de 700 de 2016. Uno de cada cuatro detenidos fueron mujeres. Más de la mitad se produjeron en territorio francés, donde nueve de cada 10 detenciones por terrorismo de las más de 450 que se realizaron estuvieron vinculadas con acciones de islamistas. Francia fue el país donde las fuerzas de la lucha antiterrorista ejecutaron más detenciones.

Los datos proceden de Europol y la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust), un organismo de cooperación entre países para abordar los grandes delitos que trascienden las fronteras. Sin embargo, no detallan cuántos de estos detenidos han sido finalmente declarados culpables por la justicia.

El segundo país por número de arrestos fue España, con 69 detenidos vinculados al yihadismo, un 60% del total de arrestos por terrorismo. Bélgica, cuya capital sufrió en marzo los ataques donde murieron 35 personas, contabilizó 62 arrestos por este mismo concepto. Todos, salvo tres, se debieron a acciones delictivas de corte islamista.

En las estadísticas y gráficos de ataques y número de arrestados de este compendio europeo no se tienen en cuenta las cifras de Reino Unido, ya que la Administración británica no publicó datos desagregados por tipo de terrorismo. 

El año pasado se contabilizaron en la Unión Europea 13 acciones de terrorismo yihadista, entre ejecutadas (10), fallidas y frustradas. La cifra es inferior a la de 2015, cuando se produjeron 17. Cinco ataques se registraron en Francia, y cuatro tanto en Bélgica como en Alemania. 135 personas murieron en territorio comunitario en este tipo de ataques en 2016, un año en el que la Unión sufrió los grandes atentados de Bruselas, Niza y Berlín.

Eurojust también recopila la duración de las penas de prisión impuestas en las sentencias judiciales referidas a todos los tipos de terrorismo. La media de tiempo, cuando se dicta condena, es de cinco años.

En el último año con datos publicados, los veredictos más duros se impusieron en Grecia (28 años de media) y Suecia (28 años), que dictaminaron varias cadenas perpetuas. En España, el 25% de las sentencias relacionadas con terrorismo estaban vinculadas con el yihadismo y el 74% con el terrorismo de ETA. El resto (tres sentencias), juzgaron delitos de terrorismo de ultraderecha.