Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes de las protestas en Alhucemas seguirán en la cárcel

Mohamed VI indulta a varias decenas de jóvenes rifeños “que no han cometido delitos graves”

Imagen proporcionada por el Palacio Real en la que se ve a Mohamed VI, en el centro, flanqueado por su hermano, el príncipe Mulay Rachid y su hijo, el prícipe Mulay Hassan, a su derecha, durante el discurso de la Fiesta del Trono, pronunciado este sábado en Tetuán.
Imagen proporcionada por el Palacio Real en la que se ve a Mohamed VI, en el centro, flanqueado por su hermano, el príncipe Mulay Rachid y su hijo, el prícipe Mulay Hassan, a su derecha, durante el discurso de la Fiesta del Trono, pronunciado este sábado en Tetuán. AP

El rey de Marruecos concedió este sábado la gracia real para varias decenas de presos involucrados en las protestas de Alhucemas, con motivo de la festividad de la fiesta del Trono, que conmemora el 18º aniversario de su coronación. Entre los absueltos se encuentra la cantante de 23 años Salima (Silya) Ziani, la única mujer entre los más de 180 prisioneros del llamado Movimiento (Hirak). Pero no se les ha conmutado las condenas ni al líder de las protestas, el desempleado de 39 años Nasser Zafzafi, ni a sus principales colaboradores, todos ellos recluidos en Casablanca. Los rifeños indultados forman parte de “un grupo de detenidos que no han cometido crímenes ni delitos graves”, precisó el Ministerio de Justicia en un comunicado.

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), la más combativa en materia de derechos civiles, indicó en un tuit: “La gracia real concierne a 58 detenidos del Movimiento, sobre más de 270. Es insuficiente”. Por su parte, Reda Benzaza, quien se encuentra en España desde la detención de Zafzafi, indicó a este diario en calidad de portavoz de la organización: “En el Movimiento teníamos puesta la esperanza en que imperase la cordura y se pusiera fin a esta hemorragia abierta en el pueblo rifeño. La esperanza se ha esfumado”.

Las protestas de Alhucemas (56.000 habitantes) se desencadenaron a finales de octubre tras la muerte del vendedor de pescado Mohamed Fikri, triturado en un camión de basura cuando intentaba recuperar la mercancía confiscada. Desde entonces, el llamado Movimiento Popular del Rif reclamó mejoras sociales y económicas y la desmilitarización de la ciudad. Tras las detenciones masivas de los últimos dos meses, el objetivo prioritario del Movimiento es la libertad de los presos, pero no ha renunciado a los otros reclamos.

El rey suele conceder absoluciones con motivo de las fiestas religiosas y nacionales. El año pasado año fueron 1.272 los reos agraciados durante la Fiesta del Trono. En 2014 llegaron a 13.218. Y 2009 se batió el récord con 24.000. La gracia va desde la reducción hasta la conmutación de la pena. Este año había más expectación que nunca respecto al discurso del Trono, tanto en el Rif como en el resto de Marruecos. No se descartaba una absolución general para todos los presos rifeños, detenidos en los dos últimos meses.

En el Movimiento teníamos puesta la esperanza en que se pusiera fin a esta hemorragia abierta en el pueblo rifeño. La esperanza se ha esfumado”

Reda Benzaza, portavoz del Movimiento

En el discurso, el rey criticó duramente a la Administración y a los funcionarios, como ya hizo en otras ocasiones, y también a “ciertos partidos políticos”, sin mencionar ninguna sigla. “Yo no comprendo cómo un responsable que no cumple su deber puede salir de su casa, ponerse al volante, pararse en un semáforo rojo y tener el descaro, la desvergüenza de levantar los ojos sobre los peatones, sus administrados, esos que -él lo sabe- son perfectamente conscientes de su falta de escrúpulos”, señaló. Desde las redes sociales alguien respondió. “Majestad, a menudo esos altos responsables se saltan los semáforos rojos”.

El rey ensalzó a las “fuerzas públicas”, en un contexto en el que su actuación se ha visto muy criticada por el Movimiento tras resultar herido de gravedad el pasado 20 de julio, Imad Atabi quien se encuentra aún en coma tras haber recibido un impacto en la cabeza. El monarca indicó que las fuerzas públicas han asumido su responsabilidad con “coraje, paciencia, moderación y respeto a la ley”.

Ashraf Idrissi, otro miembro del Movimiento que se encuentra en libertad, señaló: “El discurso del rey significa que o no tiene ningún contacto con la realidad o trata de encubrir las violaciones de derechos humanos practicadas por las fuerzas del orden”. El activista Reda Benzaza señaló: “No nos gusta que el rey no se acuerde de Imad Atabi, que ha sido alcanzado por una bala, y en cambio sí se acuerda de los que disparan estas balas. En cuanto a los indultos, desde el Movimiento dejamos claro que los activistas no han cometido ningún delito salvo reivindicar sus derechos de manera pacífica en el marco de la Constitución”.

Entre los absueltos se encuentran siete miembros de las juventudes del islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), formación que preside el Gobierno de coalición marroquí, integrado por seis partidos. Los sietes militantes fueron condenados a un año de prisión firme por apología del terrorismo. Estaban acusados de aplaudir en las redes sociales la muerte del embajador ruso en Turquía, Andreï Karlov, el pasado 19 de diciembre, en Ankara, asesinado por un policía de ideología yihadista.

Karim Boukhari, columnista del sitio digital Le360 escribía este sábado: “En un país que aspira al progreso y a la modernidad, el recurso al rey no es ni será jamás una solución”. (…) “Cada llamamiento al rey es de hecho una confesión de fracaso. Cuando el rey responde favorablemente con una gracia o una medida de alivio, él actúa bien sobre la felicidad de una persona y de su familia. Eso es encomiable. Pero él no soluciona el problema de fondo. Al contrario, mantiene el aparato de la justicia en su subdesarrollo”.

Boukhari cree que frente a las gracias reales el aparato de la justicia se convierta en una “simple máquina de condenar a la gente, incluso cuando son inocentes”. “En ese esquema no hay ningún espacio para la modernidad, para las instituciones y para el fundamento mismo de una sociedad desarrollada: la razón”.

Al concluir el discurso, alrededor de las nueve y media de la noche, se oyeron en Rabat 18 salvas de cañón, una por cada año que Mohamed VI ha ejercido de rey.

Los 19 activistas saharauis y la empresaria acusada de adulterio tampoco fueron indultados

FRANCISCO PEREGIL

Además, de los principales dirigentes del Movimiento del Rif, no fue absuelta tampoco la empresaria de 38 años Hind el Achabi, condenada a dos años de prisión firme por adulterio y falsificación de documentos. Un hijo suyo, de 11 años, había pedido la intervención del rey en un vídeo.

Tampoco fueron absueltos los 19 activistas saharauis condenados el 19 de julio con penas que van desde los 20 años de cárcel a la cadena perpetua para ocho de ellos. En realidad, nadie esperaba que fuesen indultados. Los procesados llevan en prisión desde 2010, fecha en la que se produjo el desmantelamiento del campamento de Gdim Izik.

Tampoco fue indultado el periodista Hamid El Mahdaoui, director del sitio badil.info, un periodista que goza de gran popularidad en las redes sociales de Marruecos y que cumple tres meses de prisión firme por “incitar” a manifestarse el pasado 20 de julio en Alhucemas.

Más información