Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el gestor de una gran plataforma de Internet profundo en Alemania

20.000 usuarios comerciaban fuera de la ley en el foro del que salió el arma con el que un perturbado mató a nueve personas en Múnich

La Policía evacúa a ciudadanos que estaban en el centro comercial que sufrió el ataque de Múnich, el 22 de julio de 2016.
La Policía evacúa a ciudadanos que estaban en el centro comercial que sufrió el ataque de Múnich, el 22 de julio de 2016. Getty Images

La Policía alemana ha detenido al administrador de una megaplataforma de darknet utilizada para el contrabando de armas y de drogas. Fue precisamente de este canal del Internet oscuro y soterrado, de donde salió el arma con el que autor del ataque de Múnich mató a nueve personas el verano pasado en un centro comercial, según ha informado la Fiscalía de Fráncfort.

El sospechoso gestionaba en solitario y desde 2013 una plataforma de darknet en alemán, en la que participaban hasta 20.000 miembros. En ese foro al margen de la ley los usuarios llevaban a cabo todo tipo de transacciones ilegales. Entre ellas, se traficaba con armas y drogas, se compraba y vendía dinero y documentación falsificada, así como datos de tarjetas de crédito y de cuentas bancarias.

Agentes de las fuerzas especiales de la Policía federal alemana han detenido a un joven de 30 años en Karlsruhe (suroeste del país), acusado de administrar la plataforma informática y han registrado su vivienda, según ha informado la Fiscalía de Fráncfort en un comunicado.

La detención es la culminación de una dilatada investigación de la Fiscalía y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA). Durante el registro de la vivienda del sospechoso, los agentes se han incautado de numerosas pruebas, entre ellas, el servidor desde el que operaba la plataforma. Encontraron también drogas en la vivienda.

El pasado julio, David Sonboly mató a tiros a nueve personas, en las inmediaciones de un centro comercial en Múnich, antes de quitarse la vida. Ocho de los nueve fallecidos tenían menos de 20 años. El autor, un joven germano-iraní de 18 años tenía problemas psiquiátricos. Fue un intermediario, detenido el año pasado en Marburgo (oeste de Alemania) el que vendió una pistola Glock y munición al autor del ataque por 4.350 euros, según publica la prensa local.

Más información