Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía eleva a ocho las víctimas mortales del atentado en Londres

Los investigadores han recuperado del Támesis el cuerpo de un hombre que se cree que es un ciudadano francés

Varios ramos de flores, velas y mensajes dejados en memoria de las víctimas en los alrededores del Ayuntamiento, en Londres (Reino Unido).

La Policía de Londres ha elevado este miércoles de siete a ocho la cifra de víctimas mortales tras el atentado del sábado en la capital británica, después de que los agentes informaran este mediodía de que han recuperado del río Támesis el cadáver de un hombre y avisaran del hallazgo a la familia de Xavier Thomas, un ciudadano francés de 45 años desaparecido desde el atentado, cuando estaba paseando por el Puente de Londres con su novia, Christine Delcros, que está herida muy grave. Sin embargo, la identificación oficial no se ha llevado a cabo, según ha precisado la policía en un comunicado. El cuerpo fue hallado el martes a las 19.44 cerca de Limehouse, a unos 5,4 kilómetros del mercado de Borough, uno de los lugares atacados por los terroristas.

Pocas horas después, la hermana del español Enrique Echeverría ha confirmado su fallecimiento. Echeverría, de 39 años, analista especializado en prevención de blanqueo de capitales que trabajaba en el banco HSBC, volvía de hacer deporte con unos amigos cuando presenció el ataque en la zona de Borough Market. Saltó de su bicicleta y se enfrentó a los terroristas, que estaban apuñalando a una mujer, con el monopatín que llevaba en la mano. 

En la capital británica, las investigaciones y detenciones en torno a los ataques continúan este miércoles, en vísperas de las elecciones generales en las que los británicos votarán a sus representantes en el Parlamento. La Policía de Londres ha arrestado también esta madrugada en el este de la capital, muy cerca de donde vivían dos de los tres terroristas, a un hombre de 30 años sospechoso de cometer, preparar o instigar actos terroristas, según ha informado. Entre el domingo y el lunes, habían detenido a otras 12 personas que han quedado en libertad sin cargos. La policía ha pedido a los ciudadanos que aporten cualquier detalle sobre los terroristas y que envíen las fotografías y los vídeos si grabaron alguno durante los ataques.

Las autoridades británicas, en el ojo del huracán debido a las informaciones que muestran que dos de los terroristas estuvieron bajo el radar de la inteligencia por sus vínculos con el islam radical, están difundiendo las informaciones sobre las víctimas con cuentagotas. De hecho, Reino Unido solo ha informado oficialmente de la identidad de dos de los ocho fallecios. El resto se ha conocido a través de las familias o de los responsables diplomáticos de sus países. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha elevado esta mañana a tres las víctimas mortales de nacionalidad francesa y ha informado de que ocho ciudadanos de la misma nacionalidad están heridos. El primer fallecido francés en ser identificado fue Alexandre Pigeard, un camarero de 26 años, que fue apuñalado por uno de los atacantes mientras trabajaba, según ha relatado su padre a la agencia France Presse. El segundo asesinado francés es Sébastien Belanger, de 36 años, que trabajaba en el cercano restaurante Coq d'Argent y que estaba con unos amigos en un bar de la zona atacada viendo la final de la Champions League.

Entre las victimas mortales hay también dos australianas, Sara Zelenak, una joven de 21 años que trabajaba de au pair en Londres y había salido con sus amigos a disfrutar de la noche del sábado, que en el último momento tuvo libre. También la enfermera Kirsty Boden, de 28 años, que según su familia murió cuando acudió a ayudar a los heridos del atropello en el Puente de Londres. "Amaba ayudar a la gente, en su trabajo de enfermera y en su vida diaria", ha dicho su familia en un comunicado. 

La primera víctima en ser identificada fue la trabajadora social canadiense de 30 años Chrissy Archibald, que estaba en Londres haciendo turismo. La mujer estaba caminando por el Puente de Londres con su novio, Tyler Ferguson, cuando fue arrollada por la furgoneta que los terroristas utilizaron como arma. Archibald murió en los brazos de su novio, con el que se había prometido hacía unos meses.

Además, la familia del británico James McMullan, de 32 años y desaparecido desde el sábado, cree que está entre los fallecidos. McMullan había salido a tomar algo con sus amigos en la zona de Borough Market. Su tarjeta de crédido ha sido hallada en el cuerpo de uno de los fallecidos.

Ya se ha reabierto una gran parte del cordón policial exterior de la zona en la que se cometió el ataque, concretamente entre la calle Borough High Street y las carreteras del área al este de la High Street. El mercado gourmet Borough y una pequeña zona circundante continúan cerrados, según ha informado la Policía de Londres. Quien quiera acceder al lugar debe acreditar los motivos en una estación policial móvil y, si los agentes lo consideran acreditado, lo acompañarán.

Más información