Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una veintena de heridos por el ataque de Londres se halla en estado crítico

Un español se encuentra herido leve y un francés y un canadiense están entre las víctimas mortales del ataque terrorista del sábado en el centro de la capital británica

Atentado en Londres
La policía acompaña a peatones en las inmediaciones del ataque de Londres, el 4 de junio. AFP

Un español, cuya identidad todavía no ha sido desvelada por el Ministerior de Asuntos Exteriores, figura entre los 48 heridos del doble atentado de Londres, 21 de ellos en estado crítico, aunque en su caso específico las lesiones no revisten gravedad. A la espera de que las autoridades británicas divulguen los nombres de los siete muertos en los ataques, se supo el domingo que muchos extranjeros se hallan entre los heridos.

Los servicios exteriores de otros países han confirmado que ciudadanos franceses, canadienses, australianos y neozelandeses fueron objetivo de los tres hombres que, tras arrollar a los viandantes en el Puente de Londres, la emprendieron a puñaladas entre la clientela de los bares y restaurantes del próximo mercado gastronómico de Borough. Cuatro de las víctimas no mortales son policías, además de un periodista británico. Un francés y un canadiense se encuentran entre los asesinados.

Como traslación del carácter multicultural de una ciudad que figura además entre las más privilegiadas por el turismo, muchas de las personas que sufrieron el ataque de los tres individuos —hasta que fueron abatidos por la policía— no eran locales. Del ciudadano español agredido, sólo se sabe que ha sido ingresado en uno de los cinco hospitales habilitados tras el atentado y que sus heridas "no revisten gravedad", según un comunicado emitido por la diplomacia española.

Las autoridades francesas han confirmado que al menos dos de sus nacionales figuran entre los heridos —uno de ellos ha muerto a última hora del domingo—, a la par que las australianas daban cuenta de dos de sus ciudadanos como víctimas de los atentados (uno de ellos, con puñaladas en el cuello, aunque recuperándose), y el Gobierno de Nueva Zelanda incluso identificaba por su nombre a uno de sus ciudadanos como víctima, a quien el agresor asestó heridas de cuchillo mientras disfrutaba de la cena con su novia francesa.

El caos generado por el ataque todavía diluye un balance preciso de las víctimas y sus identidades, que no será difundido hasta que las autoridades hayan contactado con los familiares de los afectados. Sí ha trascendido que uno de los cuatro miembros de las fuerzas del orden herido es un aficionado al rugby, que estaba fuera de servicio y disfrutaba de la velada en un local de la zona cuando vio entrar a un individuo cuchillo en mano y se lanzó a por él. Recibió puñaladas en varias partes del cuerpo y su estado ha sido calificado de grave, aunque estable.

En la misma zona del mercado de Borough, siempre animada aunque especialmente los sábados por la noche, también resultó herido el periodista británico de temas financieros Geoff Ho, a quien la cámara de un teléfono móvil capturó huyendo del restaurante con la mano asida al cuello. Fue hospitalizado y permanece en cuidados intensivos.

El resto de los testimonios recogidos del día relata cómo los locales de una de las zonas más privilegiadas de la noche londinense sellaron sus puertas tras ser alertados de lo que acontecía en el exterior y permanecieron parapetados hasta su desalojo por la policía. La mayoría decidió no abrir sus puertas el domingo a mediodía, a pesar de que las autoridades habían dado el visto bueno. El susto seguía en el cuerpo.

Más información