Una boda póstuma para el policía muerto en el atentado de los Campos Elíseos

El expresidente Hollande asistió a una ceremonia extraña, pero no excepcional en Francia

Etienne Cardiles, en el acto de recuerdo a su pareja, Xavier Jugele, el 25 de abril.
Etienne Cardiles, en el acto de recuerdo a su pareja, Xavier Jugele, el 25 de abril.

Étienne Cardiles y Xavier Jugelé se dieron el sí quiero la tarde del martes en el Ayuntamiento del distrito XIV de París. Una ceremonia habitual en Francia desde que se legalizó el matrimonio homosexual, durante el mandato recién terminado del socialista François Hollande. A la ceremonia acudieron altos mandatarios, como el propio Hollande o la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Emotivo discurso de Cardiles, el 25 de abril.

Pero no solo por eso la boda de Étienne y Xavier fue extraordinaria. Uno de los protagonistas, Xavier, no asistió al enlace. Fue asesinado la noche del 20 de abril cuando un hombre radicalizado disparó contra varios policías en los Campos Elíseos de la capital francesa.

Más información

El matrimonio póstumo es legal en Francia desde 1803. Se concede “por motivos graves” y requiere, según el artículo 171 del actual Código Civil galo, la autorización expresa del presidente de la República. Además, se debe demostrar “sin equívocos” que la pareja tenía planes de casarse antes del deceso de uno de ellos. En el pasado, cuando los hijos “naturales” no tenían los mismos derechos que los nacidos en un matrimonio (situación que en Francia se dio hasta 1972), sirvió por ejemplo para que las mujeres embarazadas de soldados fallecidos en el frente pudieran regularizar la situación de sus hijos y, también, recibir una pensión.

Cardiles y Jugelé habían formalizado su relación hace cuatro años y tenían previsto casarse. Un terrorista se cruzó en su camino. En el homenaje oficial que se celebró en París entre las dos vueltas de las elecciones presidenciales, Cardiles pronunció un sentido discurso que rápidamente se hizo viral. “Sufro sin odio”, dijo ante las máximas autoridades del país y ante las cámaras que retransmitieron sus palabras a toda Francia. Y le hizo una promesa a quien fuera su pareja durante tanto tiempo: “Estarás en mi corazón para siempre”.

Esta semana, Cardiles cumplió su promesa y, aunque no podrá compartir ya su vida con la persona que había elegido para ello, pudo hacerle un homenaje más con ese matrimonio que formaba parte de sus planes conjuntos. Según aseguró Laurent, un amigo invitado a la ceremonia, a la cadena Europe 1, pese a la situación, en la boda, que duró una media hora, “no hubo tristeza alguna”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

“El ambiente era muy sereno. Todos queríamos ver la unión de nuestros amigos Étienne y Xavier. Estábamos felices por ello”, aseveró Laurent. Como establece la ley, aunque la boda se celebró en mayo, la fecha que consta en el certificado de matrimonio es la del 19 de abril, un día antes de la muerte de Jugelé. El recién casado Cardiles fue, inmediatamente, declarado viudo, como también establece la ley.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50