Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La teoría que pone en cuestión el título de China como país más poblado

El demógrafo Yi Fuxian cree que desde los años 90 se han contado más nacimientos de los reales. Según su hipótesis, sería India el Estado más habitado

Una calle de Shangai, en 2011.
Una calle de Shangai, en 2011. Getty

China es un país que está acostumbrado a batir récords, de todo tipo. Es la nación que más acero produce (la mitad del total del mundo), la de mayor número de usuarios de internet (más de 700 millones), la que más carne de cerdo consume (más de 53 millones de toneladas). Y hasta ahora ostentaba el título de la nación más poblada del mundo. Aunque un célebre demógrafo chino ha puesto esta posición en duda: según él, la India es ya el país con mayor número de habitantes del planeta.

Yi Fuxian, de la Universidad de Wisconsin-Madison, ha afirmado esta semana en un simposio en Pekín que, según sus cálculos, las cifras oficiales están equivocadas. Si la población china, según la Oficina Nacional de Estadísticas, es de 1.380 millones de personas, este experto calcula que la población real es de 1.290 millones. Son 90 millones menos, o dos veces la población de España. India, por contra, está habitada por cerca de 1.320 millones.

Los cálculos del demógrafo adelantan un sorpasso demográfico que la ONU no esperaba hasta 2022. Yi cree desde 1990 se han sumado más nacimientos de los reales. Sus investigaciones apuntan a que entre 1990 y 2016 se produjeron 377,6 millones de nacimientos, en lugar de los 464,8 que arrojan las cifras oficiales.

Según ha publicado el periódico South China Morning Post, otros demógrafos chinos están de acuerdo con Yi. “Los datos de población desde la adopción de la política del hijo único fueron gravemente falsos y los informes de planificación familiar están exagerados en un 30%”, ha afirmado Liang Zhongtang, investigador de la Academia de Ciencias Sociales de Shanghái, citado por ese diario.

No es la primera vez que Yi se ve inmerso en una polémica. A lo largo de su carrera, ha criticado duramente las restricciones a la natalidad impuestas por el régimen chino. El experto cree necesario no solo eliminar cualquier tipo de limitación, sino incentivar los nacimientos para combatir el rápido envejecimiento de la población china.

Su libro, Un Gran País Con Un Nido Vacío, de 2007, estuvo prohibido durante años en la China continental, por criticar con dureza la política del hijo único vigente hasta finales de 2015 en este país. Aunque desde entonces, y coincidiendo con una relajación primero parcial y luego absoluta de esta política, los argumentos del catedrático se han convertido gradualmente en más aceptables para el Gobierno chino. En 2013 la obra finalmente se publicó en China.

El año pasado, después de que Pekín autorizara a todos los matrimonios el tener dos hijos, el experto fue invitado a participar en foros como el de Boao, con el que Pekín quiere emular los encuentros de Davos.

Según los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas china, el año pasado la población activa del país se redujo en 3,49 millones, mientras que el número de mayores de 60 años se incrementó en 10,86 millones de personas. Los cálculos de este organismo prevén que para 2030 China alcance su mayor nivel de población, 1.450 millones de personas, y que esa cifra comience a reducirse gradualmente a partir de entonces.

En 2016 China registró 17.86 millones de nacimientos, el mayor total anual desde 1993, gracias en parte a la eliminación de la política del hijo único.

Síguenos en Twitter y en Flipboard