Theresa May recibe a Juncker y a Barnier para hablar del ‘Brexit’

La primera ministra celebra una cena de trabajo con el presidente de la Comisión y el jefe negociador europeo, previa a la cumbre europea del sábado

La primera ministra británica, Theresa May.
La primera ministra británica, Theresa May.ANDY RAIN (EFE)

Theresa May se reunirá este miércoles por la noche en Downing Street por primera vez con Michael Barnier, el jefe negociador de la UE en el Brexit, días antes de una cumbre europea clave en la que el bloque aprobará sus directrices negociadoras. Al encuentro, que tendrá la forma de una cena de trabajo, asistirá también el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, entre otros miembros de los respectivos equipos negociadores. Será la primera vez que Juncker y la primera ministra se reúnan después de que esta activara formalmente el proceso de salida de la UE el pasado 29 de marzo. La reunión servirá para “discutir el proceso de las negociaciones” de divorcio, según declaró la portavoz del Ejecutivo europeo a France Presse.

El formato del encuentro -durante una cena, con poca publicidad y sin conferencia de prensa conjunta- muestra la manera en que Theresa May es partidaria de conducir las negociaciones: reuniones discretas para mantener todo lo en privado que se pueda los avances de la negociación. Hasta la fecha, la UE ha dado muestras de inclinarse por una negociación más transparente, en la que todos los documentos con las posturas negociadoras se hagan públicos. Otra diferencia inicial es que Reino Unido parece más partidario de avanzar en las negociaciones con reuniones a nivel técnico, mientras que la UE considera importante que haya políticos tomando las decisiones en las mesas.

Este sábado se celebra una cumbre en Bruselas de los 27 miembros restantes de la UE para aprobar las líneas europeas en las negociaciones con Londres. El Consejo de la UE deberá concretarlas después en las directrices concretas que deberá utilizar Barnier, el jefe negociador. Será entonces cuando la parte europea esté lista para empezar a negociar.

La primera ministra recibe a los negociadores europeos en su residencia oficial apenas ocho días después de convocar elecciones anticipadas para el próximo 8 de junio. Acude a las urnas con un mensaje: la necesidad de fortalecer su mano negociadora en el Brexit. Después de haber negado reiteradamente la posibilidad desde que llegó a Downing Street en julio del año pasado, May acabó finalmente sucumbiendo a la tentación de aprovechar la crisis en la que se encuentra el Partido Laborista de Jeremy Corbyn para tratar de mejorar su frágil mayoría parlamentaria. Los sondeos dan a los conservadores ventajas de hasta 20 puntos porcentuales, que podrían convertir el margen real de 17 escaños que tienen hoy en una histórica mayoría de más de cien.

Todo indica que May tratará, durante la campaña electoral que arranca el próximo martes, de desviar la atención del Brexit. Y todo indica también que fracasará. La primera ministra no quiere convertir la negociación en material de campaña –por eso se ha negado a participar en debates televisivos- y no quiere verse forzada a prometer logros que luego aten sus manos en la negociación. Pero, por mucho que intente desviar la atención, y aunque tampoco el líder laborista se sienta cómodo en el terreno europeo, el Brexit domina el debate político en Reino Unido, dominará la legislatura que arranque el próximo 8 de junio y dominará, con toda probabilidad, la campaña electoral.

La convocatoria de elecciones provocó la cancelación de una reunión que tenían previsto celebrar la semana pasada Barnier y David Davis, ministro británico del Brexit, para empezar a hablar sobre el formato de las negociaciones. Tras cancelarse esa reunión, la primera ministra decidió invitar a Juncker a una cena en Downing Street a la que también asistirán Barnier y Davis.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción