Air Canada deja en tierra a un niño de 10 años por ‘overbooking’

Iban a volar a Costa Rica de vacaciones cuando se encontraron con que el menor no tenía asiento y tuvieron que solucionar el problema por su cuenta

Un avión de Air Canada.
Un avión de Air Canada.

Nueva polémica con el overbooking tras el caso United, esta vez con un menor. Air Canadá dejó en tierra el pasado mes de marzo a un niño de 10 años, cuya familia viajaba a Costa Rica para pasar unos días de vacaciones. La compañía se ha disculpado ante sus padres y les ha ofrecido "una indemnización muy generosa", según informa The Guardian.

El padre del niño, Brett Doyle, ha contado a la cadena de radio pública canadiense CBC que reservó el pasado mes de agosto cuatro billetes para viajar con su familia de la ciudad canadiense de Charlottetown, capital de la provincia de la Isla del Príncipe Eduardo, a Costa Rica. Un día antes de las vacaciones, en marzo, Doyle asegura que comprobó el vuelo online pero que no pudo seleccionar un asiento para su hijo Cole. 

Después de horas al teléfono con Air Canada, la esposa de Doyle, Shanna, se fue al aeropuerto, donde le informaron de que había overbooking y de que su hijo se había quedado fuera del vuelo. La mujer preguntó si ella misma o cualquier otro adulto podría ceder su sitio a Cole. "Me respondieron que, aunque podíamos renunciar a nuestro asiento, no había ninguna garantía de que fuera a ser para mi hijo", se lamenta Shanna. El trabajador de Air Canada añadió que era muy probable que el asiento se lo dieran a algún cliente habitual de la aerolínea. Según Shanna, también le confesó que habían vendido 34 billetes para un avión con 28 asientos.

La familia optó por reservar un vuelo para Cole y su padre desde Moncton para ese mismo día con el fin de enlazar con el resto de la familia en Montreal pero cuando llegaron a Moncton, a dos horas en coche, el viaje había sido cancelado. Padre e hijo terminaron en Halifax, la capital de la provincia canadiense de Nueva Escocia, para tomar otro vuelo de conexión al día siguiente. En resumen, dos horas y media de coche más y una noche de hotel. La odisea les costó mil dólares canadienses, unos 700 euros.

Una portavoz de Air Canada, ha declarado al diario Vancouver Sun que a las personas que vuelan con niños menores de 12 años "habitualmente se les sienta juntos" pero que se produjo un problema de mala comunicación ya que la aerolínea no trató la venta directamente con el cliente final. "Estamos tratando de averiguar qué salió mal y nos hemos disculpado con el señor Doyle y su familia, además de haberles ofrecido una compensación muy generosa por los inconvenientes", ha añadido la portavoz.

Más información
El ‘marine’ que perdió una pierna y corrió la maratón de Boston portando la bandera
La autora de una serie canadiense liberal, a punto de ser expulsada de su tribu
ONG de derechos humanos denuncian la detención y tortura de gais en Chechenia

Según recoge el diario The Star, inicialmente les ofrecieron un bono de 1.600 dólares canadienses (unos 1.120 euros) para futuros viajes que caduca dentro de un año, que la familia ha negociado elevar a 2.500 dólares canadienses (1.750 euros) y el reembolso de los gastos que les ocasionó el overbooking, lo que no les cubre para un nuevo viaje en avión para cuatro. "Sin parecer codicioso, lo que realmente me gustaría es hacer el viaje que habíamos planeado durante tantos meses y este vale no nos llega para ello", dice el padre.

Por su parte, Shanna dice que nadie les paga el estrés que les generó la situación. "Gastamos cientos, si no miles de dólares, en un billete de avión y no nos garantizan ni un asiento, así que mi pregunta es ¿qué es lo que estamos pagando?", ha declarado a la CBC. El propio niño ha contado a la emisora que se sitió fatal por "no tener avión" y no saber "cómo llegar a donde tenía que ir" con su familia. El padre también se queja de que se puso en contacto muchas veces con Air Canada después del viaje y que no le hicieron ningún caso. "Hasta que no salimos en los medios no se pusieron en contacto con nosotros", asegura. 

La práctica del overbooking por parte de las aerolíneas es muy antigua, pero está concitando mucha atención desde que la semana pasada un pasajero fuera expulsado a la fuerza de un vuelo en Chicago. Air Canada ha asegurado a la CBC que entiende que los clientes se molesten cuando se ven afectados por un caso de sobreventa de billetes, que tienen "un enfoque muy conservador" para evitarlos y que, cuando finalmente ocurre, ofrecen una buena compensación económica. La aerolínea añade que lo hacen la mayoría de las compañías para garantizar precios bajos a sus clientes. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS