Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva Zelanda alerta del impacto “de la peor tormenta en décadas”

Las autoridades piden a los habitantes de la Isla Norte que acopien alimentos para tres días

Primeros efectos en Auckland de los llegada de la periferia del ciclón Cook. Reuters-Quality

Los habitantes de la Isla Norte de Nueva Zelanda están siendo evacuados de sus casas ante la llegada del ciclón Cook, calificado por el servicio meteorológico como "la peor tormenta en generaciones". Se espera que el fenómeno tome tierra esta tarde en el entorno de Bahía de la Abundancia (Bay of Plenty), la misma que hace una semana sufrió graves inundaciones tras ser golpeada por el ciclón Debbie.

El servicio meteorológico del país ha alertado de que la tormenta trae vientos de 170 kilómetros por hora, olas de cinco metros y de la posibilidad de grandes deslizamientos de tierras como consecuencia de las intensas lluvias y de que el terreno ya está empapado. El Instituto Nacional de Meteorología alerta de que esta puede ser "la peor tormenta en décadas". Incluso la compara con Giselle, el ciclón que en 1968 mató a 52 personas al provocar el hundimiento de un ferry.

Parte de la Isla Norte se encuentra en estado de emergencia. Los residentes de la zona de Thames-Coromandel han recibido la orden de evacuación, ante el peligro de corrimientos de tierra de los montes circundantes. Las previsiones apuntan a que el Cook llegará a la Isla Sur este viernes.

"No se tomen esta tormenta a la ligera", han advertido los meteorólogos estatales. Defensa Civil ha pedido a los ciudadanos que estén "seriamente preparados" para esta tormenta y que almacenen en sus casas suministros "para unos tres días". Los responsables de Transporte han pedido a los kiwis que limiten sus desplazamientos a los estrictamente necesarios. En Auckland se ha cerrado el puente del puerto, la universidad y se ha pedido a los ciudadanos que cancelen sus planes de Pascua al aire libre.

La semana pasada miles de personas fueron evacuadas en la zona de Bahía de la Abundancia como consecuencia de las inundaciones provocadas por el ciclón Debbie. El alcalde de Whakatane, Tony Bonne, una de las localidades más afectadas, dijo que las inundaciones fueron "de esas que ocurren una vez cada 500 años"

Más información