Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El yerno de Trump dirigirá una nueva oficina empresarial de la Casa Blanca

Jared Kushner presidirá un equipo de élite que contará con asesores del sector privado

Jared Kushner, yerno de Donald Trump.
Jared Kushner, yerno de Donald Trump. AFP

Jared Kushner, el yerno y la mano derecha de Donald Trump, sigue acumulando poder en la Casa Blanca. El presidente de Estados Unidos anunciará este lunes la creación de una nueva oficina encargada de revisar y mejorar la operación del Gobierno federal utilizando mecanismos de innovación procedentes del sector privado.

“Todos los americanos, al margen de sus opiniones políticas, pueden reconocer que el estancamiento de nuestro Gobierno nos ha impedido funcionar adecuadamente”, escribió Trump este domingo en comunicado a The Washington Post. La iniciativa responde a la mentalidad empresarial del republicano, que durante la campaña sugirió en numerosas ocasiones que gestionaría el Gobierno como una empresa; anticipando costes y mejorando la eficiencia de las entidades federales. Hace dos semanas, cumpliendo con esta promesa, Trump ya ordenó una auditoría para adelgazar el Gobierno.

La Oficina de la Casa Blanca para la Innovación Americana, el título oficial de la iniciativa, será un equipo de élite de consultores y estrategas que operarán dentro del Ala Oeste, donde se concentran las oficinas claves del ejecutivo. Dirigidos por Kushner, uno de los consejeros más cercanos de Trump, el equipo rendirá cuentas directamente a Trump, según informó la Casa Blanca.

“Nuestro Gobierno debería funcionar como una gran empresa americana. Queremos conseguir logros y éxitos para nuestros clientes, los ciudadanos”, afirmó Kushner este domingo en una entrevista. El yerno de Trump, una figura clave de su campaña electoral que ha mantenido su relevancia en la Casa Blanca, considera la nueva oficina como una fábrica de ideas, un centro de brainstorming formado por miembros del gabinete Trump que también contará con la asesoría de filántropos, miembros del sector privado y académicos, entre otros.

Algunos de los colaboradores la oficina de innovación serán grandes figuras de Silicon Valley —el cosmos de la tecnología y el emprendimiento situado en California— como Tim Cook, director ejecutivo de Apple; Bill Gates, el fundador de Microsoft; o Elon Musk, el director ejecutivo y fundador de Tesla.

Con la iniciativa, el republicano deberá estrechar lazos con miembros de una de las zonas del país más progresistas y favorables, en las últimas elecciones, a la candidata demócrata Hillary Clinton. Y aunque Trump ya se ha reunido con algunos de estos líderes, algunos como Marc Benioff mantienen su escepticismo hacia un presidente que propone recortes en la investigación y la ciencia, un proteccionismo económico y barreras hacia la adquisición de talento extranjero, lo que supone una de las bases de Silicon Valley. “No estamos de acuerdo con todo”, dijo Benioff —un millonario entre los colaboradores de la nueva oficina— al Post. “Pero espero que Kushner colabore con nuestra industria de manera positiva”.

La entidad de Kushner también se centrará en lograr algunas promesas específicas de su suegro, Trump, como la reforma y modernización de la asistencia a veteranos de guerra o la lucha contra la epidemia de los opiáceos.

Ivanka Trump, la hija del presidente y esposa de Kushner, también participará como colaboradora de la oficina dirigida por su marido. Tras haber recibido su propia oficina en el Ala Oeste, Ivanka también ha aumentado consistentemente su protagonismo en la Casa Blanca de su padre desde la toma de posesión hace poco más de dos meses.

Más información