Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La veterana congresista demócrata que amenaza a Trump con un ‘impeachment’

Maxine Waters le dice que se prepare para un proceso de destitución por sus posibles lazos con Rusia

Maxine Waters, en una imagen de archivo
Maxine Waters, en una imagen de archivo

Fueron cuatro palabras sin apenas explicación, pero fue una advertencia directa: “Prepárate para un impeachment”, escribió este martes en Twitter la congresista demócrata Maxine Waters. La veterana legisladora de California se ha convertido en una de las opositoras más feroces al presidente Donald Trump, sobre todo por los posibles lazos de su entorno con Rusia. La amenaza de Waters llega al día siguiente de que el FBI confirmara que está investigando si existen esos vínculos.

No es inusual que el fantasma del impeachment, la destitución de un presidente por parte del Congreso, planee sobre Washington, pero es infrecuente tan pronto en un mandato. Las proclamas a favor de un impeachment se oyen en las manifestaciones contra Trump, pero por ahora no ha calado con fuerza entre los políticos demócratas. Los republicanos atizaron ese miedo contra el demócrata Barack Obama, pero nunca pasó de ser un aviso velado.

La posibilidad de impeachment (procesamiento) a un presidente, vicepresidente y cualquier cargo público civil está consagrada en la Constitución estadounidense. Pero su interpretación es amplia: puede impulsarse ante lo que se consideren casos de “traición, soborno, altos delitos o faltas”. Y es necesario un consenso extendido: la Cámara de Representantes debe aprobar por mayoría la destitución y el Senado respaldarla con el apoyo de dos tercios del pleno.

Solo ha habido dos procesos de impeachment a un presidente estadounidense. Ambos eran demócratas y la votación no avanzó en el Senado: en 1868 a Andrew Johnson y en 1998 a Bill Clinton. En 1974, el Congreso iniciaba los preparativos para tratar de destituir al presidente Richard Nixon cuando el republicano presentó su dimisión por el escándalo del caso Watergate.

La congresista Waters, de 78 años y conocida por su activismo para la comunidad negra, ya lanzó el pasado sábado la idea de un impeachment. Se mostró segura de que, si indagan a fondo, los comités de investigación del Congreso hallaran pruebas de colaboración entre el equipo del republicano Trump y Moscú, y vaticinó que eso hundiría el apoyo de las bases conservadores al presidente.

“Veremos que [Trump] estará en una posición en la que cumplirá el criterio de altos delitos y faltas, y yo mantengo que entonces es cuando aparece el impeachment”, dijo en una entrevista a la cadena MSNBC.

La sombra rusa persigue a Trump en sus primeros dos meses en la Casa Blanca. Los contactos secretos con el embajador ruso en Washington han costado el cargo al exconsejero de seguridad nacional Michael Flynn y han forzado al fiscal general, Jeff Sessions, a inhibirse de cualquier investigación relacionada con Moscú. Las agencias de inteligencia estadounidenses acusan a Rusia de querer ayudar a Trump en la campaña electoral con el robo de correos del Partido Demócrata.

Waters promete mantener su ofensiva. La semana pasada, publicó en Twitter una imagen con rostros de personas del entorno de Trump y Putin titulada “El Klan del Kremlin de Trump”, en una alusión implícita al Ku Klux Klan, el grupo de fundamentalistas blancos que perseguía a negros.

Más información