Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conmoción en Alemania por el asesinato de un niño de 9 años a manos de su vecino

La policía ha arrestado a un joven de 19 años, que ha confesado dos asesinatos

Marcel Hesse, de 19 años, sospechoso de asesinar a un niño de 9.
Marcel Hesse, de 19 años, sospechoso de asesinar a un niño de 9. AFP

El asesinato de un niño de nueve años y la difusión de fotografías del crimen han causado conmoción en Alemania. El presunto culpable es Marcel Hesse, de 19 años, que vivía en el mismo bloque de viviendas que el pequeño, en la localidad de Herne, en el oeste del país. El joven se ha entregado a la policía la noche del jueves y ha confesado que mató al menor y a otro chico de 22 años, al que le propinó 68 puñaladas, según ha detallado este viernes la policía.

Hesse, que no tenía antecedentes penales, ha asegurado que primero pensó varias veces en suicidarse antes de cambiar de idea y planear los asesinatos, ha explicado en rueda de prensa el fiscal de la ciudad de Bochum, Danyal Maibaum. Existen dudas sobre el estado mental del joven y los investigadores tienen cierto escepticismo sobre la confesión de Hesse, ha dicho Maibaum, aunque reconocen que recordaba con gran precisión detalles concretos de los asesinatos.

El crimen del pequeño Jaden ocurrió el lunes. Según medios locales, Hesse había pedido al niño que le ayudara a hacer algo en su casa. La policía halló en la llamada darknet o Internet oscura imágenes donde el joven posaba junto al cadáver y decía: "Acabo de matar a mi vecino. La verdad es que no me siento muy especial Me están sangrando las manos. Es lo único que me molesta". El detenido ha reconocido haber tomado fotos del niño muerto, pero ha asegurado que no fue él quien las colgó en la red.

El cadáver encontrado después del arresto de Hesse, este jueves.
El cadáver encontrado después del arresto de Hesse, este jueves. AP

Las autoridades emitieron el lunes una alerta de búsqueda advirtiendo de que el joven era peligroso, podía estar armado y cometer otros delitos. Los habitantes de Herne, conmocionados, evitaron que los niños jugaran en las calles, de acuerdo con medios locales. Después de varios días, la policía había recibido más de 1.500 pistas ciudadanas sobre el posible paradero de Hesse, que no habían conducido a su captura.

El jueves en la noche, el presunto asesino entró a un local de comida rápida griega y dijo:  "Yo soy el que buscan, por favor, llamen a la policía". Al momento de capturarlo, Hesse avisó de un incendio en un domicilio cercano. Cuando los agentes llegaron, lo que encontraron fue el cuerpo de un hombre muerto. El fiscal ha explicado que el joven reconoció también haber asestado 68 puñaladas a su segunda víctima.

Tras el arresto, el abogado de la familia de la víctima dijo que sus allegados estaban "aliviados" pero que querían saber el porqué del crimen y entender qué fue lo que pasó. El funeral del menor será el próximo jueves

Habitantes de Herne han llenado de flores, peluches y velas la casa de Jaden, el pequeño asesinado el lunes pasado.
Habitantes de Herne han llenado de flores, peluches y velas la casa de Jaden, el pequeño asesinado el lunes pasado. EFE