Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Alemania un tunecino buscado por un atentado en el que murieron dos españoles

La Fiscalía cree que el sospechoso trataba de crear una red de yihadistas para atacar en Alemania

Mezquita en Griesheim, Alemania, registrada como parte del operativo policial contra islamistas radicales en 54 viviendas y locales.
Mezquita en Griesheim, Alemania, registrada como parte del operativo policial contra islamistas radicales en 54 viviendas y locales. Getty Images

El 18 de marzo de 2015, varios hombres armados acabaron con la vida de 21 personas en el interior del Museo del Bardo de Túnez. Casi dos años más tarde, la policía alemana ha detenido a un tunecino supuestamente vinculado con este ataque yihadista, que además estaría planeando nuevos atentados en Alemania en nombre del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

El detenido, de 36 años, está acusado de “participar en la planificación y la ejecución” del ataque, según la Fiscalía. Junto a otros turistas franceses, italianos, japoneses o polacos, en el Museo del Bardo murió un matrimonio de jubilados españoles que celebraba en Túnez sus bodas de oro. El país norteafricano también reclama al sospechoso en relación al ataque cometido en marzo del año pasado en la ciudad fronteriza de Ben Guerdane, entre Túnez y Libia, en el que murieron, según las cifras oficiales, 36 yihadistas, 12 miembros de las fuerzas de Seguridad del Estado y siete civiles.

La operación policial comenzó en la madrugada del miércoles en la ciudad de Fráncfort, al oeste de Alemania. El dispositivo de 1.100 agentes que registró 54 viviendas y locales, incluidas dos mezquitas, en el Estado federado de Hesse acabó con la detención de 16 personas que serán interrogadas en las próximas horas.

La fiscalía de Fráncfort informó en un comunicado que el tunecino sospechoso había vivido en Alemania durante una década, país al que volvió en 2015 como solicitante de asilo. En agosto de ese año fue detenido en Fráncfort en cumplimiento de una condena de 2008 por lesiones. Es un perfil parecido a Anis Amri, el responsable del ataque al mercado navideño de Berlín que acabó con la vida de 12 personas, también tunecino y también solicitante de asilo en Alemania.

Este caso generó una especial conmoción en Alemania, porque Amri debía haber sido expulsado del país, pero la falta de papeles y de colaboración por parte de las autoridades tunecinas impidieron su repatriación. El patrón se repite en la nueva causa. La Fiscalía informó el miércoles que la Audiencia Territorial de Fráncfort se vio obligada a ordenar la puesta en libertad del sospechoso, después de que Túnez no presentara la documentación necesaria “pese a los reiterados avisos de la autoridades alemanas”.

El detenido trataba de reclutar una red de yihadistas que pudiera atentar en Alemania. Pero estos planes para cometer un ataque, dijo el fiscal, estaba todavía en una fase inicial, en la que todavía no había elegido un objetivo concreto.