Richard Allan | Facebook Europa

“Hay que trazar la línea entre discurso de odio y opinión política”

El vicepresidente de Políticas Públicas de Facebook para Europa explica qué medidas toma la plataforma para luchar contra los comentarios violentos en las redes sociales

Con la aparición de las redes sociales, los mensajes antisemitas, homófobos, machistas, racistas y xenófobos que antes se mantenían en la esfera privada pueden tener acceso a grandes públicos y compartirse masivamente.

Para combatirlo, grandes empresas del sector tecnológico como YouTube, Twitter, Facebook y Microsoft han firmado un código de conducta por el que se comprometen frente a la Comisión Europea a eliminar en menos de 24 horas los contenidos ofensivos denunciados por varias ONG europeas encargadas de monitorizar sus publicaciones

Hemos firmado un código de conducta contra el discurso del odio junto a otras compañías de Internet

Richard Allan

"Uno de los grandes retos que afrontamos todas las compañías de Internet es establecer criterios comunes entre lo que es discurso de odio, que es ilegal en la mayoría de países, y lo que es solo un discurso político", afirma Richard Allan, vicepresidente de Políticas Públicas de Facebook para Europa, África y Oriente Medio durante un simposio el pasado jueves en Bruselas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

PARTICIPA
• En Twitter: Escribe tu opinión sobre este tema en #yosoyeuropa
• En Facebook: Charla el miércoles con Óscar Gutiérrez sobre el discurso del odio y cómo elaboró el reportaje de Europa Ciudadana

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En