Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de abogados demandará a Trump por recibir pagos de gobiernos extranjeros a través de sus negocios

La primera acción legal asegura que el presidente de Estados Unidos ha violado la Constitución

Una organización de abogados y expertos en ética presentará una demanda contra el presidente Donald Trump, por considerar que está violando la Constitución de Estados Unidos al recibir pagos de gobiernos extranjeros a través de sus negocios. La denuncia, adelantada este lunes por el diario The New York Times, y que será registrada en el primer día hábil de su presidencia, puede perseguir a Trump en los juzgados durante todo su mandato por los posibles conflictos entre los intereses de su amplia cartera de empresas y los del país que lidera.

El presidente Donald Trump en el Despacho Oval.
El presidente Donald Trump en el Despacho Oval. AP

El primer asalto judicial contra el presidente Trump se basa en una cláusula legal apenas conocida hasta ahora pero que ha cobrado relevancia por la llegada a la Casa Blanca de un magnate que posee más de 500 empresas en todo el país, lo que puede crear un conflicto de intereses sin precedentes. Trump anunció antes de asumir la presidencia que delegaría en sus dos hijos varones el liderazgo de esas compañías. Según ProPublica, aún no hay pruebas de que este gesto se haya formalizado legalmente y aunque el presidente no sea el responsable de decisiones comerciales, sí seguirá siendo el dueño de la Trump Organization.

La demanda alega que el presidente republicano está violando la Constitución porque esta empresa recibe pagos de gobiernos extranjeros a través de alquileres de habitaciones o salas de eventos en sus hoteles. El gobierno de China, por ejemplo, tiene alquilado un espacio en la Trump Tower en Nueva York y el banco operado por el gobierno asiático, también es arrendatario en otro edificio propiedad en parte del presidente de EE UU.

El grupo denunciante, Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington (CREW), alega que estaría violando la cláusula que prohíbe a “cualquier gobernante o agencia de gobierno recibir ni aceptar, sin el permiso del Congreso, ningún regalo, remuneración, cargo o título de ningún tipo, de un Rey, Príncipe o Estado extranjero”.

“Cuando el presidente Trump se siente a negociar acuerdos comerciales con esos países, los estadounidenses no tendrán manera de saber si también estará pensando en sus beneficios como empresario”, alega el comunicado del grupo. “Esta denuncia no se basa en una cuestión técnica sino en las garantías de que el presidente sirva al pueblo estadounidense y a nadie más”. Los abogados de CREW afirman que su misión es la “lucha contra la influencia del dinero en la política”.

Otras empresas de Trump también han recibido préstamos del Deutsche Bank, por ejemplo, lo que puede ser entendido como un regalo o un pago de una entidad extranjera al presidente de EE UU, exactamente lo que pretendía impedir la cláusula constitucional en la que se apoya la demanda. El objetivo de los denunciantes es que un juez ordene a Trump que deje de aceptar pagos de entidades y gobiernos extranjeros.

“Los padres de la Constitución habían estudiado la Historia y entendían que una de las maneras en que puede quebrar una república es si los poderes extranjeros pueden corromper a nuestros líderes democráticamente elegidos”, declaró al Times Deepak Gupta, uno de los abogados responsables de la demanda. Eric Trump, vicepresidente de la organización empresarial creada por su padre respondió al mismo diario que se trata de “puro acoso con objetivos políticos” y que lo encuentra “francamente muy triste”.

Entre el grupo de denunciantes se encuentra también un antiguo asesor del expresidente George W. Bush en asuntos de ética y varios expertos en la Constitución. Si sale adelante, la primera acción legal contra el mandatario republicano puede ponerle dificultades más allá de congelar esos pagos, ya que en futuras citas ante el juez el equipo de abogados de Trump podría verse obligado a presentar sus declaraciones de impuestos o detalles sobre cómo operan internamente sus empresas.

Más información