Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La resistencia de las famosas contra Donald Trump

Madonna, Alicia Keys, Ashley Judd y America Ferrera se suman a la marcha de las mujeres en Washington

La coalición de artistas, cantantes, activistas y actrices que durante la pasada campaña electoral criticó duramente al candidato republicano y ahora presidente Donald Trump se ha traducido este sábado en una alianza de voces en contra del sexismo, la discriminación, la violencia contra las mujeres y los ataques a todas las minorías de Estados Unidos. Desde Madonna, con una aparición inesperada en la que dio la bienvenida a “nuestro rechazo como mujeres a esta nueva era de tiranía”, hasta veteranas de las manifestaciones por los derechos civiles como Gloria Steinem y Angela Davis, decenas de rostros famosos se han unido a las miles de mujeres que han hecho en Washington una primera demostración de la resistencia que prometen oponer a Trump mientras ocupe la Casa Blanca.

La líder del movimiento feminista Gloria Steinem (Izda.) posa junto a Madonna durante la Marcha de las Mujeres en Washington.

“Las mujeres no son lo único que está en peligro sino todas las personas marginadas”, declaró Madonna acerca de un momento en el que, según la cantante, “ser diferente puede ser considerado un delito”. La artista, que dio un concierto sorpresa en Nueva York en la víspera electoral, afirmó que “hemos necesitado un momento tan oscuro como éste para despertarnos”.

“El presidente no es América. Su gabinete de gobierno no es América. El Congreso no es América. Nosotros somos América y de aquí no nos marchamos”, declaró desde el escenario de la marcha la actriz y activista America Ferrara, que apoyó a la candidata demócrata Hillary Clinton y lucha desde hace varios años por los derechos de los indocumentados en EE UU. “Hemos pasado tiempos en los que ha sido desgarrador ser una mujer e inmigrante en este país. Nuestra dignidad, nuestro carácter y nuestros derechos han sido atacados por la misma plataforma de odio y división que ayer asumió el poder”.

Jessica Chastain, Amber Tamblyn, Ellen Page, Emma Watson, Melissa Benoist, Zendaya, Katy Perry o Lena Dunham participaron también en la Marcha de las Mujeres en Washington después de unir sus voces durante la campaña electoral. Otras de las mujeres más activas contra Trump subieron al escenario de la marcha para repetir uno de los mensajes que dominaban las pancartas de las asistentes. Alicia Keys aseguró que “No permitiremos que nuestros cuerpos sean propiedad ni sean controlados ni por los hombres en el gobierno ni por ningún otro”.

Ashley Judd representó cómo miles de mujeres se han apropiado del insulto de Trump a Clinton. “Yo soy una mujer asquerosa”, pronunció la actriz. El ‘Nasty Woman’ que se adueñó de las redes sociales desde que lo empleara el republicano en un debate está personificado ya en las miles de mujeres que lo han redefinido en su contra. “Soy una mujer asquerosa, pero no tanto como una esvástica pintada en una bandera del arco iris”, dijo Judd.

Los derechos de las mujeres a tomar sus propias decisiones médicas, a la igualdad salarial, a un trabajo digno, a una baja por maternidad pagada a vivir libres de la amenaza de la violencia sexual, se han sumado este sábado a los derechos de las mujeres afroamericanas, las mujeres inmigrantes, las mujeres musulmanas y las mujeres de la comunidad LGBT. Gloria Steinem, la líder del movimiento feminista de los años 60 y 70 y organizadora por excelencia de las numerosas causas civiles desde entonces, avisó a Trump: “Si obliga a los musulmanes a registrarse, todos nos registraremos como musulmanes”.

“Estamos en la zona cero de la lucha por la justicia social”, afirmó la activista y profesora Angela Davis. “Esta marcha representa la fuerza del feminismo contra el poder y la violencia, un feminismo inclusivo que nos une a todos contra el sexismo”. Davis, ante la mirada de actrices como la británica Emma Watson, otra de las voces más jóvenes que en los últimos años han protagonizado campañas por los derechos de las mujeres y que hoy se ha solidarizado con su presencia en Washington.

Numerosas actrices y cantantes se habían sumado al movimiento desde hace varias semanas e invitaban a sus seguidores a acudir a la marcha en la capital de EE UU o a una de las muchas manifestaciones “hermanas” que se han hecho eco en otras ciudades del país. La actriz Amy Schumer anunció hace más de una semana en Instagram que acudiría a la marcha con un mensaje sobre la violencia que afecta a las mujeres. “Las estadounidenses tienen 16 veces más posibilidades de ser asesinadas con un arma que en cualquier otro país desarrollado”, leía el texto. Otro de los puntos decía: “Cada mes, una media de 50 mujeres son asesinadas por su pareja o expareja en Estados Unidos”.

Más información