Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump descalifica a John Lewis, el icono de los derechos civiles que no acudirá a su toma de posesión

Es uno de los 22 congresistas demócratas que se ausentarán de la investidura presidencial

El presidente electo estadounidense, Donald Trump, criticó este sábado con dureza la decisión de John Lewis, un veterano congresista demócrata de Georgia e icono de la lucha de los derechos civiles de los negros en los años sesenta, de no acudir a su toma de posesión. Como consecuencia de los reproches a Lewis, crecieron el número de legisladores demócratas -al menos 22- que se ausentarán de la ceremonia de investidura del presidente republicano, el próximo viernes.

“No puedes estar en casa con algo que crees equivocado, que no es correcto”, dijo Lewis en una entrevista a la cadena NBC, que se emitió este domingo tras difundirse algunos extractos el viernes. Será la primera vez que el legislador, que lleva tres décadas en el Congreso, no asista a una investidura presidencial, que se celebra frente a las escalinatas del Capitolio, en Washington.

Lewis considera que Trump no es un “presidente legítimo” por el pirateo, que EE UU atribuye a Rusia, de correos electrónicos del Partido Demócrata con el objetivo de perjudicar a Hillary Clinton, la candidata demócrata en las elecciones del 8 de noviembre.

Como viene siendo habitual, el presidente electo no tardó en reaccionar con descalificaciones, a través de Twitter, a esas críticas. "El congresista John Lewis debería pasar más tiempo en arreglar y ayudar a su distrito, que está en un estado horrible y desmoronándose (por no mencionar que está infestado de crimen) en vez de quejarse falsamente de los resultados electorales. Todo hablar, hablar, hablar. Nada de acción o resultado. ¡Triste!", escribió Trump la mañana del sábado.

Las críticas a Lewis han propiciado un debate en Estados Unidos al vertirse en la antesala de la fiesta nacional, el lunes, en honor a Martin Luther King, el reverendo que lideró el movimiento de los derechos civiles que acabó con la segregación legal de los negros en los años sesenta. Lewis, de 76 años, fue un actor clave en esas protestas. Fue detenido y golpeado por la policía en varias ocasiones.

El vicepresidente electo estadounidense, Mike Pence, trató este domingo de rebajar la polémica pero mantuvo los reproches a Lewis. En una entrevista televisiva, dijo que honra el "sacrificio" del legislador y su papel en la historia, pero consideró "profundamente preocupante" que alguien de su "estatura" cuestione la legimitidad presidencial de Trump.

Entre ausentes a la investidura presidencial, están los congresistas Raúl Grijalva, de Arizona, Barbara Lee, de California, y Jose Serrano, de Nueva York. En la Cámara de Representantes, hay 194 congresistas demócratas. Al menos 22 se ausentarán de la investidura, según datos de la cadena CNN.

Grijalva anunció su boicot en un discurso este viernes en la Cámara de Representantes. Lo describió como un "acto individual de desafío por la falta de respeto a millones y millones de estadounidenses por parte de la próxima Administración". Y también censuró las medidas adoptadas por el Congreso para empezar a desmantelar el legado del presidente saliente, el demócrata Barack Obama.

El día de la investidura tiene previsto reunirse en Arizona con inmigrantes, activistas climáticos y proveedores sanitarios.

Los Clinton sí tienen previsto acudir

El expresidente Bill Clinton y su esposa Hillary tienen previsto acudir a la investidura de Donald Trump. Será la primera vez desde las elecciones, que la candidata demócrata en los comicios estará en un acto público con Trump. El republicano Mitt Romney no asistió en 2013 a la toma de posesión de Barack Obama. Fue la primera vez en más de dos décadas que un candidato perdedor en las elecciones se ausentaba de la ceremonia.

También tienen previsto asistir a la investidura de Trump los expresidentes republicano George W. Bush y demócrata Jimmy Carter. El único ausente será George H. W. Bush por motivos de salud.

El Congreso, de mayoría republicana, dio este viernes un paso significativo para derogar la reforma sanitaria de Obama. Esa era una de las promesas electorales de Trump, que en campaña abrazó también una retórica incendiaria contra México, el país de origen de la familia de Grijalva.

Lee, por su parte, justificó su ausencia alegando que no puede “celebrar y aplaudir” a Trump por sus posiciones en campaña. “Creo que es importante para algunos de nosotros que estamos aquí que reflejemos los sentimientos y las voces de la gente que no está”, dijo al diario USA Today.

Más información