Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta taiwanesa viajará a Estados Unidos en plena tensión diplomática con China

Tsai Ing-wen hará dos escalas no oficiales a Houston y San Francisco al ir y volver de su gira por Centroamérica

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, realizará en enero dos escalas en Estados Unidos en su camino de ida y vuelta a Centroamérica, donde llevará a cabo una visita oficial a cuatro aliados diplomáticos. Estas paradas son habituales entre los líderes de la isla cuando cruzan el Pacífico porque Taipéi y Washington mantienen estrechos vínculos no oficiales. Pero en esta ocasión, tras la inédita conversación entre Tsai y Donald Trump y las posteriores declaraciones de este último que cuestionan la política de "una sola China", su estancia en territorio estadounidense ha suscitado la objeción de Pekín.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen. En vídeo, la reacción de China a sus escalas en EE UU.

Tsai estará el día 7 de enero en Houston y seis días después en San Francisco, según informó este viernes Alex Huang, portavoz de la Oficina presidencial. Desde Taipéi no se dieron más detalles de su agenda, pero recientemente el Ministerio de Asuntos Exteriores taiwanés aseguró que estaba tratando de lograr reuniones con miembros del Senado y de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Anteriores presidentes de la isla como Chen Shui-bian y Ma Ying-jeou han mantenido encuentros de este tipo durante sus paradas en el país.

La conversación telefónica entre Tsai y Trump desató rumores en la prensa local de que la presidenta podría aprovechar la escala para reunirse con el presidente electo de Estados Unidos. El ministro de Exteriores, David Lee, descartó por completo esta posibilidad, pero se especula con que Tsai se pueda ver con alguien de su equipo. Trump amenazó en una entrevista con no respetar la política de "una sola China", por la cual Washington reconoce a Pekín como el Gobierno legítimo de China y no a Taipéi. El Gobierno chino ya ha advertido que un cambio en este ámbito pondría en peligro el estado actual de las relaciones bilaterales.

Desde el Instituto Americano en Taiwán aseguraron que la visita será "privada y no oficial" y que su parada "no contradice la política de una sola China". "El tránsito de la presidenta Tsai en Estados Unidos es una práctica de largo recorrido y es consistente con nuestras relaciones no oficiales con Taiwán", aseguró el portavoz del organismo, Alys Spensley, a la agencia Reuters.

Pekín, por su parte, aunque siempre ha criticado las visitas extraoficiales de presidentes taiwaneses a Estados Unidos, en esta ocasión ha pedido directamente que Washington no permita el tránsito de Tsai. "Sus verdaderas intenciones son claras para todos. Esperamos que la parte estadounidense (...) se abstenga de enviar cualquier señal equivocada a las fuerzas proindependentistas en Taiwán y tome medidas concretas para defender los intereses generales de las relaciones entre China y Estados Unidos", aseguró este jueves la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying.

Tsai tiene previsto llevar a cabo visitas oficiales a Nicaragua (donde asistirá a la toma de posesión del presidente Daniel Ortega, reelecto en noviembre), Guatemala, El Salvador y Honduras. Estos cuatro países están entre los 21 que reconocen oficialmente el Gobierno de Taiwán, que ha ido perdiendo aliados en favor de Pekín desde que en 1971 tuvo que ceder su asiento en Naciones Unidas.

La guerra diplomática entre ambos lados del estrecho de Formosa se ha recrudecido recientemente con la decisión del pequeño archipiélago de Santo Tomé y Príncipe de cortar relaciones con Taipéi para establecerlas con Pekín. Consciente de los desafíos a los que se enfrenta Taiwán en este ámbito, la visita de Tsai pretende asegurar el apoyo de estos cuatro países ante lo que su Gobierno ha denunciado como el regreso de la "diplomacia de chequera" por parte de China continental. Con menor o mayor ahínco dependiendo de quién manda en Taipéi y su proximidad a las tesis del Partido Comunista chino, Pekín ha torpedeado los intentos de la isla de impulsar sus relaciones exteriores, oponiéndose de forma sistemática a que Taiwán participe en los organismos y foros internacionales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información