Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno alemán aprueba ampliar la vídeovigilancia en espacios públicos

La nueva legislación es una respuesta a los atentados yihadistas perpetrados este año

Una señal de vídeovigilancia en Duisburg, al oeste de Alemania, este miércoles.
Una señal de vídeovigilancia en Duisburg, al oeste de Alemania, este miércoles. AFP

El Gobierno alemán ha aprobado un proyecto de ley, pactado por los socios de Gobierno antes de la matanza del lunes, para ampliar la vídeovigilancia en espacios públicos, incluidos los mercadillos navideños. La nueva legislación fue elaborada en respuesta a dos atentados yihadistas perpetrados el pasado julio que causaron varios heridos y la muerte de un terrorista.

El atentado terrorista ocurrido el lunes —un camión arrolló a una multitud en un mercadillo, mató a 12 personas e hirió a decenas en el centro de Berlín— eliminó las últimas reticencias que impedían su envío al Bundestag. Ningún ministro puso objeción en aprobar la medida. “El ataque del pasado lunes evidencia que los autores de estos actos abominables eligen lugares públicos donde puedan hacer el mayor daño posible, ha señalado el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, en una comparecencia ante los medios nacionales y extranjeros, para justificar la aprobación del proyecto de ley.

Seibert recalcó que la norma fue aprobada según un calendario ya previsto y que es una contribución al objetivo del Gobierno de reforzar la seguridad del país, añadió el portavoz.

Aunque los alemanes son reacios a la videovigilancia, un tema sensible en el país desde los tiempos de la Stasi, la policía secreta de la Alemania del este, y la Gestapo del régimen nazi, las imágenes captadas por cámaras instaladas, por ejemplo, en las estaciones del metro han sido útiles recientemente. La brutal agresión contra una mujer grabada en un vídeo de 18 segundos ocurrida en la estación de metro de Neuekölln, en Berlín, permitió identificar al responsable. Un búlgaro fue detenido el 17 de diciembre pasado en Berlín acusado de propinar una violenta patada por la espalda a un mujer que descendía las escaleras.

El portavoz del Gobierno insistió que el proyecto de ley era una eficaz herramienta legal y práctica para impedir que se repitieran nuevos atentados yihadistas como los que tuvieron lugar en Ansbach, cuando un sirio hirió a varias personas al suicidarse con una mochila bomba, y Würzburg, en el que un afgano apuñaló a varios pasajeros en un tren, en el mes de julio pasado donde los agresores murieron sin causar víctimas mortales, y también otras formas de violencia como la matanza que llevó a cabo un joven germano-iraní ultraderechista de 18 años en un centro comercial de Múnich, que causó la muerte de diez personas, incluido el agresor.

La extensión de la vigilancia con cámaras de vídeo pretende abarcar áreas públicas grandes y pequeñas, sean las inmediaciones de estadios de fútbol, centros comerciales, estaciones de transporte público, centros deportivos o mercadillos navideños.

Cuando el proyecto se convierta en ley hará posible que la policía alemana amplíe sus competencias en materia de registros de llamadas telefónicas y hará obligatorio el uso de cámaras de vídeo integradas en los unifrmes de los policías y que sirven para recabar información en la identificación tanto de víctimas como de agresores.

El proyecto de ley se ciñe rigurosamente a la normativa alemana en cuanto a protección de datos personales, afirmó Seibert.

Aún no está claro cuando el Bundestag dará luz verde al proyecto de ley, pero Berlín ya ha anunciado que no se aumentará la vigilancia por vídeo. El Gobierno berlinés resolvió el martes reforzar la presencia policial en las calles y en los mercados navideños y prevé mejorar el equipamiento de los agentes y lanzar un proyecto piloto de cámaras corporales.