Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia y Venezuela vuelven a abrir su frontera terrestre

El paso se cerró el pasado 12 de diciembre por el lado venezolano. Por el momento, únicamente pueden cruzar los peatones

Un miembro de Aduanas de Colombia revisa el equipaje de un hombre que cruza la frontera desde Venezuela, en el puente Simón Bolívar en Cúcuta.
Un miembro de Aduanas de Colombia revisa el equipaje de un hombre que cruza la frontera desde Venezuela, en el puente Simón Bolívar en Cúcuta. EFE

A las 7 de la mañana del martes 20 de diciembre, ciudadanos colombianos y venezolanos volvieron a cruzar a pie los puentes que unen ambos países. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el cierre unilateral de las fronteras terrestres el pasado 12 de diciembre hasta el 2 de enero con el argumento de combatir el supuesto contrabando de bolívares en Colombia. "Anoche tuvimos una conversación", ha explicado Juan Manuel Santos, mandatario colombiano, "y le dije que a nuestro juicio nadie se beneficiaba con el cierre y por qué no hacíamos un esfuerzo. La frontera ya está totalmente abierta". Horas antes, los ministros de Defensa y Comunicaciones de Venezuela había informado de esta decisión a través de sus cuentas de Twitter.

Los puentes que conectan Venezuela y Colombia fueron cerrados del lado venezolano coincidiendo con la retirada de la circulación de los billetes de 100 bolívares. Maduro decidió el pasado 15 de diciembre prorrogar esta medida hasta el 2 de enero, fecha límite para que cualquier ciudadano cambie su papel moneda en los bancos de Venezuela. "Vamos a enviar un equipo técnico para discutir la situación cambiaria. El problema no es que aquí se estén acaparando los bolívares. El problema radica en Venezuela, tiene otro origen", ha declarado Santos.

Desde que el pasado agosto se reabriera el paso terrestre entre Colombia y Venezuela cerrado desde hacía un año, unos 50.000 venezolanos han ingresado diariamente a territorio colombiano, cada uno con una media de 30.000 bolívares en el bolsillo para realizar compras de productos básicos, según datos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y Asocambios, organización que representa a las casas de cambio de Cúcuta, una de las principales ciudades fronterizas. Este tránsito de personas se traduce en una entrada de 1.500 millones de bolívares fuertes, unos 500.000 dólares al cambio. “Con estas cifras no se puede decir que haya mafia, lo que hay es libre mercado, manejamos un volumen de dinero muy pequeño”, asegura Juan Fernando González, responsable de Asocambios.

Además de tratar sobre la situación cambiaria en las ciudades fronterizas de ambos países, el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ha anunciado nuevas medidas de refuerzo en los pasos: "Aún hay preocupación para el tránsito ilegal de personas y bienes. Se actuará para deshabilitar las trochas por las que pasa el contrabando".

Más información