Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China devolverá a Estados Unidos el dron submarino que capturó

Las autoridades norteamericanas habían exigido recuperar el aparato científico

El navío estadounidense que controlaba los drones, en una imagen de 2002
El navío estadounidense que controlaba los drones, en una imagen de 2002

China devolverá a Estados Unidos el dron científico submarino norteamericano que capturó el jueves en el mar del sur de China, según anunciaron este sábado ambos países. Washington había formulado una protesta diplomática en la que exigía a Pekín el retorno del aparato no tripulado. El dron no posee información clasificada y su misión de investigación militar no era secreta.

"Hemos registrado nuestra objeción a China por la captura no legal del vehículo. Mediante una comunicación directa con las autoridades chinas, hemos asegurado un acuerdo para que los chinos retornen [el dron] a Estados Unidos", dijo el jefe de prensa del Pentágono, Peter Cook, en un comunicado.

Pekín también confirmó que devolverá el aparato, pero acusó a Washington de agrandar el suceso, según informa la agencia Reuters.

El incidente, el primero de este tipo que se recuerda, revela la tensión entre las dos potencias mundiales por las ambiciones expansionistas chinas en aguas cuya soberanía también reclaman otros países asiáticos. EE UU lleva a cabo misiones en esas aguas al considerarlas internacionales y en protesta por el hecho de que China haya construido islas artificiales, en las que ha instalado equipamiento militar.

“Es nuestro y está claramente marcado como nuestro y nos gustaría recuperarlo de vuelta”, dijo el viernes el portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, Jeff Davis. “Y nos gustaría que esto no volviera a ocurrir”.

El incidente tuvo lugar cuando un navío científico con tripulación a bordo, el USNS Bowditch, estaba navegando frente al puerto de la bahía Subic (Filipinas) y se detuvo para recuperar a sus dos drones submarinos, que recogían datos de salinidad, temperatura y claridad del agua. La información ayuda al funcionamiento de radares militares.

Uno de los drones fue recuperado. Cuando el navío vio que un barco de la Armada china capturaba el otro aparato, trató de contactar con él pero no recibió respuesta.

El suceso tiene lugar a los pocos días de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, enfureciera a China tras cuestionar la actual política estadounidense respecto a Taiwán.

Más información