Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duterte: “Maté a tres, pero no se cuántas balas de mi arma impactaron en ellos”

El presidente de Filipinas admite que acabó con la vida de tres supuestos narcotraficantes

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, durante una intervención este viernes en Singapur. Reuters

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha asegurado este viernes que los asesinatos que cometió mientras era alcalde de Davao, una ciudad del sur del país, formaban parte de distintas operaciones contra el tráfico de drogas. "No los maté porque estaba caminando por ahí", ha afirmado en Singapur, en declaraciones a los peridistas: "En realidad, se trataba de un evento cubierto por la televisión... Maté a tres de ellos. Pero no se cuántas balas de mi arma impactaron en sus cuerpos".

Estas declaraciones de Duterte se han producido después de que admitiese esta misma semana que mató a presuntos delincuentes cuando gobernaba Davao "para dar ejemplo". "En Davao solía hacerlo personalmente, solo para enseñarle a los muchachos [se refiere a los policías] que si yo puedo hacerlo ellos también pueden", apuntó el presidente de Filipinas en un discurso ante empresarios. En ese momento, el dirigente explicaba su guerra contra la droga, en la que ya han sido asesinados más de 5.800 supuestos traficantes o consumidores: más de 2.000 en operaciones de la policía antidroga y otras 3.000 a manos de enmascarados.

"Yo iba por Davao con una motocicleta, con una gran moto, y patrullaba las calles buscando dónde había problemas. Lo que de verdad estaba buscando era una pelea para poder matar", afirmó el pasado lunes Duterte, de 71 años, a un grupo de expatriados filipinos en Camboya.

Las declaraciones de Duterte han tenido repercusión internacional. Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, ha insistido en que las palabras de Duterte son "profundamente preocupantes". "Los EE UU continúan preocupados por los informes generalizados de ejecuciones extrajudiciales por parte de las autoridades gubernamentales en Filipinas o a petición de estas", ha remachado Washington.