Colombia aprueba celebrar un referéndum para decidir si los gais pueden adoptar

La parlamentaria que promovió la idea defiende que solo familias conformadas por hombre y mujer lo puedan hacer

Una manifestación de la comunidad LGTBI en Bogotá, en el año 2013.
Una manifestación de la comunidad LGTBI en Bogotá, en el año 2013.EITAN ABRAMOVICH AFP
Más información
Conservatives force Colombia to hold referendum on gay adoption

Los colombianos irían a las urnas para decidir quiénes pueden adoptar. Aunque la Corte Constitucional avaló hace un año, en una histórica sentencia, la adopción por parte de parejas del mismo sexo, el Senado aprobó este martes un referendo para modificar la Constitución para que solo las parejas constituidas por un hombre y una mujer puedan adoptar. Con esto, ni las parejas gais, ni las personas solteras o viudas podrían hacerlo. El proyecto entró a debate respaldado por casi dos millones de firmas recogidas por la senadora cristiana Viviana Morales. Con el aval del Senado, se espera el visto bueno de la Cámara en marzo para quedar en firme. Sin embargo, las protestas y el rechazo de las organizaciones de derechos humanos y grupos LGTBI se han intensificado.

“Desde hace muchos años madres solteras o padres solteros, viudos o divorciados, pueden adoptar y este referendo pretende acabar con esa posibilidad y excluirlos, declarando que hay ciudadanos y familias de segunda y de primera categoría”, ha dicho la senadora Claudia López, una de las mayores opositoras de la idea. Según el proyecto de referendo, los colombianos serían convocados para que, con su voto, aceptaran una nueva redacción de un artículo de la Constitución.

Más información
La Corte Constitucional de Colombia avala el matrimonio igualitario
Más información
Una senadora colombiana busca cambiar la Constitución para prohibir la adopción de parejas gais

“La adopción como medio de protección de los niños, niñas y adolescentes que no tienen familia busca garantizarles el derecho a tener una constituida por una persona heterosexual en los términos explícitos del artículo 42 de esta Constitución, es decir, por un hombre y una mujer unidos entre sí en matrimonio o unión marital de hecho, con el cumplimiento de los demás requisitos establecidos en la ley. Aprueba el anterior parágrafo, Sí o No...”, sería el texto puesto a consideración de los votantes.

La senadora López, una de las protagonistas del debate entre parlamentarios, asegura que es una propuesta inconstitucional porque pretende imponer criterios discriminatorios basados en la condición sexual en torno al derecho a la adopción. "Esta propuesta de referendo es inhumana e inconstitucional con los niños abandonados por sus padres, a quienes limita las familias que los podrían adoptar, y con la mitad de familias colombianas como las madres solteras, padres solteros, viudos y divorciados a quienes prejuzga como familias indeseables e ineptas para postularse para adoptar, al igual que a las personas y parejas del mismo sexo”, aseguró.

En el debate los opositores aseguraron que este tipo de iniciativas profundizan la ideología sexista y machista que menosprecia a mujeres como las madres solteras, que constituyen el 36% de las familias colombianas, a quienes se prejuzga como indeseables para postularse a adoptar. “Este referendo consagra el absurdo de que una misma mujer sí es apta para ser madre biológica, pero es indeseable para ser madre adoptante", afirmó la senadora López, que recordó que este tipo de ideología "reproduce como gasolina en un incendio, la brutal pandemia de violencia contra las mujeres y niños, como lo demuestran las más de 75.000 agresiones violentas de las que son víctimas las mujeres a manos de sus parejas cada año".

Sin embargo, la defensa de los “valores tradicionales”, que se ha convertido en la bandera de la senadora Morales y su esposo, Carlos Alonso Lucio, un líder cristiano y exmililante del M-19, se impuso a los argumentos de los senadores que votaron negativamente la idea. Las voces que rechazan el referendo señalan que es discriminatorio no solo porque excluye a la comunidad LGTBI sino además porque se negaría la posibilidad a 9 millones de heterosexuales solteros, separados y viudos que están en capacidad de adoptar a un niño.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS