Oleoductos

Solidaridad online con los sioux tras un repunte de las protestas contra un oleoducto en Estados Unidos

600.000 personas muestran su apoyo en Facebook

Manifestantes en contra del oleoducto en Dakota del Norte.
Manifestantes en contra del oleoducto en Dakota del Norte.Mike McCleary / AP

Miles de personas se han solidarizado este lunes en Internet con la tribu sioux, que se opone a la construcción de un oleoducto en el norte de Estados Unidos, tras un repunte de las protestas en los últimos días. Sólo en la semana pasada 142 personas fueron detenidas como resultado de los esfuerzos de la policía por acabar con la protesta.

La protesta, que comenzó hace más de cinco meses, es contra el proyecto Dakota Access, un oleoducto en construcción para transportar petróleo desde Dakota del Norte hasta Illinois, desde donde se distribuiría a otras zonas del país. A principios de septiembre, un juez federal ordenó la suspensión temporal del proyecto.

Tras esa suspensión, los miembros de la tribu y las autoridades esperan una revisión del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, propietario de los terrenos, sobre su decisión de permitir que el oleoducto sea construido en este tramo.

La tensión entre las autoridades y los manifestantes aumentó la semana pasada, cuando la policía utilizó gas lacrimógeno para dispersar a las 300 personas instaladas en la reserva sioux que pretende atravesar el oleoducto. Además, las autoridades investigan un incendio que quemó 400 hectáreas de una zona cercana a las protestas.

A pesar de los altercados, la minoría sioux mantiene su defensa de la reserva protegida y cuenta con el apoyo de voces prominentes. Tras haber sido respaldada por personalidades como Al Gore, exvicepresidente de EE UU y activista medioambiental, u organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional, consiguió este lunes un apoyo masivo en Facebook.

Diversas páginas de activistas en la red social explicaron que la policía de Morton estaba utilizando los mensajes de los manifestantes, en los que especificaban su localización, para controlarles y detenerles. En señal de apoyo a los sioux, hasta 600.000 personas compartieron su localización como si estuvieran físicamente en la protesta contra el oleoducto para confundir a las autoridades.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Sin embargo, horas después, el departamento de policía de Morton anunció en Facebook que no monitoriza la localización de los manifestantes. Pero existen antecedentes en que la policía ha recurrido a las redes sociales para perseguir y espiar los movimientos de sospechosos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50