Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia extiende a 24 horas el alto el fuego en Alepo

La ONU critica que la pausa humanitaria no es suficiente para evacuar a heridos y enfermos

El portavoz del ministro de Defensa ruso, Igor Konashenkov, durante una comparecencia este jueves en Moscú. Ver fotogalería
El portavoz del ministro de Defensa ruso, Igor Konashenkov, durante una comparecencia este jueves en Moscú. AP

Rusia ha accedido este jueves a establecer en Alepo (Siria) un alto el fuego cuya duración sigue siendo aún confusa. La ONU ha asegurado que el Gobierno ruso le había garantizado un cese de los bombardeos de 11 horas diarias hasta el próximo sábado, pero el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, que solo había confirmado una tregua para este jueves, se ha limitado a manifestar horas después que la "pausa humanitaria" se extenderá 24 horas, sin concretar cuándo finaliza. El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan De Mistura, ha criticado que esta pausa no se corresponde con su propuesta de un cese permanente de las hostilidades para que cientos de heridos y enfermos sean evacuados y entre la ayuda humanitaria en los barrios del este de la ciudad, dominados por fuerzas rebeldes, en los que sobreviven unos 250.000 civiles.

El Kremlin ha pausado este jueves los bombardeos —de forma unilateral, según la ONU— y ha abierto, según el ministerio de Defensa, seis corredores humanitarios, cuatro de ellos para que la población civil abandone la ciudad y otros dos destinados a combatientes que quieran entregar las armas. La intención de Moscú es aprovechar la pausa para alentar a combatientes y civiles a salir de la franja oriental de la ciudad, una visión que choca con el enfoque humanitario adoptado por la ONU. "Vamos a separar ambas cosas. Hoy consideramos que esto es una evacuación humanitaria", ha dicho De Mistura, que ha señalado que el plan que presentó a Rusia y al resto de países involucrados en el conflicto solo contemplaba la salida de heridos y de los milicianos yihadistas del grupo Jabhat Fateh al-Sham (antiguo Frente Al Nusra) —unos 900 de los "6.000 0 7.000" rebeldes que, según estima, hay en Alepo—.

http:elpais.comelpais20161020album1476976539_679540.html
Una persona sentada en los restos de lo que fue el balcón de un edificio de viviendas dañado, en el barrio de Al-Sukkari, en Alepo. REUTERS

"La ONU nunca apoya algo que no sea una decisión voluntaria de la población local, en particular cuando está amenazada como ocurre en el este de Alepo. La gente no quiere dejar sus lugares para convertirse en refugiados", ha explicado el diplomático italo-sueco, que ha señalado que otro elemento clave de su plan era que el Gobierno sirio no debía interferir en el funcionamiento de las "administraciones locales", que cubren las funciones de suministro de servicios, judiciales y de seguridad pública para la población que resiste en el este de la ciudad. Estas "administraciones" están gestionadas por grupos armados opositores rebeldes a los que Moscú, que no los distingue del grupo Jabhat Fateh al-Sham, alienta a salir durante la "pausa humanitaria". 

"Esperamos que las evacuaciones empiezen mañana", ha dicho el coordinador de ayuda humanitaria, Jan Egeland, que ha explicado que hay cientos de casos que necesitan evacuación con sus familias. Los convoyes de la ONU están preparados, ha dicho, pero no hay acuerdo para transportar comida a la zona ni garantías de que todo irá bien. "Esto es Siria, así que todo puede ir mal a la menor oportunidad".

Más información