Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia ataca con artillería desde Irak a los yihadistas del ISIS

París anuncia que realiza ataques tierra-tierra en apoyo de las fuerzas iraquíes

Francia ha dado un nuevo salto cualitativo en su implicación en la guerra contra el Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés). Desde el pasado día 20, fuerzas del Ejército de Tierra francés bombardean a los yihadistas con cañones de gran calibre enviados a las zonas de Irak donde ahora se intenta desalojar al ISIS. Se trata de operaciones en las que se busca “una combinación de efectos de la artillería junto con los bombardeos aéreos”, ha dicho este jueves el coronel Patrick Steiger, del Estado Mayor de los Ejércitos.

Un soldado iraquí en en la ciudad liberada de Shirqat, Irak
Un soldado iraquí en en la ciudad liberada de Shirqat, Irak EFE

La decisión de enviar cañones de grueso calibre la tomó el presidente François Hollande en los días posteriores al ataque yihadista del 14 de julio en Niza, donde un terrorista atropelló y mató a 86 personas en el Paseo de los Ingleses. Entonces, fuentes oficiales sugirieron que los cañones eran para el Ejército iraquí. Ahora se ha comprobado que eran para uso de las fuerzas francesas desplegadas en Irak.

Han sido ya tres los bombardeos con cañones. El del día 20, ha precisado el coronel Steiger, se produjo en las inmediaciones de Sharqat, al sur de Mosul. Fue un ataque de apoyo a las fuerzas iraquíes que intentan desalojar de esa ciudad a los yihadistas.

El segundo bombardeo con cañones se registró el pasado martes. Se hizo “en coordinación” con otros ataques realizados por Estados Unidos, pero “en total autonomía” por parte de los franceses, ha precisado el coronel. El tercer bombardeo fue el miércoles, de nuevo para apoyar a tropas iraquíes.

Pese a este salto cualitativo, el Ministerio de Defensa ha señalado que, en sentido estricto, “no hay una operación militar francesa en tierra”, porque los soldados no participan en enfrentamientos directos con los yihadistas.

En breve, se incorporará de nuevo a la zona el grupo aeronaval con el portaviones Charles de Gaulle

La operación militar de Francia contra el ISIS arrancó con bombardeos aéreos en Irak en septiembre de 2014. Un año después se amplió a Siria. París tiene desplegados en la zona 12 aviones de combate, otros dos de apoyo, una fragata y, ahora, la artillería.

Son más de mil hombres y mujeres desplegados continuamente en la zona. Un centenar de ellos están en Erbil y Bagdad, donde han formado a 3.700 militares de los 18.600 que integran el Ejército iraquí, según datos de Defensa.

En estos dos años, París asegura haber destruido 1.458 objetivos de los yihadistas. En breve, se incorporará de nuevo a la zona el grupo aeronaval con el portaviones Charles de Gaulle para incrementar la capacidad de ataque de las fuerzas francesas. Serán entonces 4.000 los militares de Francia en la zona. Los bombardeos desde el portaviones, que ya se realizaron hace unos meses, se reanudan esta semana.