Marc Scaringi, la voz de Donald Trump en las tierras conservadoras de Pensilvania

En lo que dura el programa de radio que presenta los domingos por la mañana, este abogado republicano vapulea sin piedad a la candidata demócrata

Marc Scaringi en su estudio de radio de Carlisle (Pensilvania).Edouard de Mareschalundefined

La salud de Hillary Clinton, el certificado de nacimiento de Barack Obama, el ataque de Bengasi... todos los argumentos de la campaña republicana contra Hillary Clinton son recogidos, desmenuzados y revisados por Marc Scaringi en el programa que lleva su nombre. Todos los domingos, a las 10 de la mañana, este abogado de voz grave y pausada despierta a su audiencia desde Carlisle, un pueblecito del centro de Pensilvania. El único presentador de la emisión que se desarrolla en el pequeño estudio de la WHYL se convierte, durante una hora de programa, en el heraldo de los valores conservadores defendidos por Donald Trump.

Más información

"La semana comenzó con las mentiras de Hillary Clinton sobre su estado de salud y ha concluido con las mentiras de la señora Clinton sobre su responsabilidad en el birther movement", el movimiento que afirma que Barack Obama no nació en los Estados Unidos, sino en Kenia, con lo que su presidencia sería, de facto, ilegal. Marc Scaringi repasa hasta la saciedad el desvanecimiento de la candidata demócrata en la ceremonia del 11 de septiembre en Nueva York, y deja caer que "un poco de tos que se debía a una alergia ha demostrado ser, en realidad, una neumonía.". Con este argumento concluye: "Si ha sido capaz de mentirnos en esto, ¿por qué no nos habría mentido en otras cosas?" "

A lo que le sigue el estudio del ataque de Bengasi. Los republicanos reprochan a Clinton haber mentido a las familias de las víctimas del ataque al complejo diplomático estadounidense, que se tradujo en cuatro muertos en 2012, en Libia. En un primer momento la exsecretaria de Estado lo justificó alegando una manifestación contra una película islamófoba que habría terminado mal, reconociendo luego, en privado, que se trataba de un ataque terrorista planeado. Muchos informes han estado denunciando un mal funcionamiento de la administración americana y Hillary Clinton dice "asumir la responsabilidad". Después de este fiasco, "Hillary Clinton no es digna de confianza", continúa Marc Scaringi dirigiéndose a su público.

Este no es el primer combate del presentador contra la candidata demócrata, pues ya en 1994, cuando los republicanos controlaban el Senado y las dos cámaras del Congreso, Marc Scaringi colaboraba con el senador republicano Rick Santorum. En aquella época comenzó una lucha encarnizada contra la reforma del sistema de sanidad defendido por Hillary Clinton, entonces primera dama del presidente Bill. "Bloqueamos dos veces el gobierno, en 1995 y 1996, y ganamos la batalla, la reforma fue, finalmente, abandonada." Después de varios mandatos políticos en Harrisburg y una candidatura infructuosa por un asiento en el Senado, Marc Scaringi tira la toalla y abre su propio despacho de abogados. Pero, con todo, continúa siendo la voz conservadora de referencia en su región.

En la WHYL, el Marc Scaringi show cuenta con unos 100.000 oyentes, según el director de la cadena. La radio emite fundamentalmente en la región de Harrisburg, en el centro de Pensilvania, una zona ampliamente rural, religiosa y republicana. Solo tras su micrófono, Marc Scaringi habla sin cesar, un formato de programa poco común en Europa, pero bastante extendido en Estados Unidos, donde cada región cuenta con un programa similar. A nivel nacional, el líder indiscutible es Rush Limbaugh, que consigue reunir a más de 13 millones de oyentes a la semana en su programa Rush Limbaugh Show, el más escuchado en todos los Estados Unidos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción