EE UU: el día de las elecciones casi el 30% de los electores ya habrá votado

Votar por correo es un sistema fundamental en un país donde las elecciones no se celebran un día festivo

El presidente estadoundiense, Barack Obama.
El presidente estadoundiense, Barack Obama.EFE

Pregunta (P): En 1992, solo un 7% de los americanos votaba por correo; este año la cifra rondará el 30%. ¿Cómo podemos explicar este aumento?

Más información

Respuesta (R): En Estados Unidos las elecciones se celebran un día laborable y en horarios restringidos en algunos Estados. Por eso, desde hace algunos años, los electores están acudiendo al voto anticipado. En teoría todo el mundo se beneficia, pero en la práctica este sistema se ha propagado esencialmente entre los demócratas, especialmente tras las campañas de Barack Obama. Los Republicanos, por su parte, prefieren el voto por delegación. Este viene a ser el mismo sistema, pero no se contabiliza como voto por anticipado en la mayoría de los escrutinios.

P: ¿Quién vota por adelantado? ¿Hay más adeptos a este sistema de uno u otro candidato?

R: Hasta ahora, el voto por correo lo han venido usando principalmente los demócratas. Los Republicanos, de hecho, se han estado movilizando para acortar los periodos de voto anticipado en varios Estados, como ocurre en Ohio, un Estado con mayoría republicana donde no hace mucho se ha eliminado la Golden Week, una semana en la que los electores podían inscribirse en las listas y votar al mismo tiempo. Los demócratas han atacado la decisión, recurriéndola ante el Tribunal Supremo con el argumento de que este procedimiento beneficiaba, sobre todo, a las minorías, pero la Corte no ha fallado a su favor.

P: Entre Hillary Clinton, cuya campaña se presenta a menudo como metódica, y Donald Trump, considerado más instintivo, ¿cuál de los dos candidatos puede sacar más provecho del voto anticipado?

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

R: Difícil respuesta. Las campañas bien organizadas despliegan medios considerables para garantizar que los electores podrán ir a votar. Esto pasa por la promoción del voto por correo, ya que así se reduce el número de electores al que habrá que realizar un seguimiento el día de las votaciones. En este sentido, la campaña de Hillary Clinton lleva ventaja. Sin embargo, se dice que el voto por correo favorece a los obreros, que no podrían salir del trabajo un martes para ir a votar. Y todos sabemos que la campaña de Trump atrae, de hecho, a la clase obrera, blanca y masculina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción