Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres estrena el servicio de metro nocturno en fines de semana

Desde hace un año estaba previsto que el llamado Tube funcionara más allá de medianoche

El metro de Londres anuncia el servicio "Night Tube". EL PAÍS VÍDEO

Con casi un año de retraso sobre la fecha inicialmente prevista, el metro de Londres estrena esta noche un servicio nocturno para los viernes y sábados en una ciudad que presume de estar despierta las 24 horas del día, pero cuyo principal medio de transporte cerraba hasta ahora alrededor de la medianoche. A partir de hoy, dos líneas especialmente concurridas de la red, a las que se sumarán otras tres en otoño, van a funcionar de forma ininterrumpida a lo largo del fin de semana. Londres se unirá así a ciudades como Nueva York, Berlín, Sidney y Barcelona, también con servicios nocturnos en sus líneas de metro.

La entrada en funcionamiento de este servicio inicialmente en las líneas Victoria y Central no solo pretende responder a la demanda de los “juerguistas” que disfrutan de la noche londinense, han subrayado desde la alcaldía, sino también de todos aquellos trabajadores que concluyen su jornada laboral cuando el famoso Tube ya ha bajado la persiana de sus estaciones. Se trata de profesionales con horarios atípicos y sobre todo de los empleados de restaurantes y otros locales del centro de la capital forzados a regresar a sus casas con el precario servicio de autobuses nocturnos, de escasa frecuencia y con rutas muy limitadas. Hablamos de una metrópolis muy extensa, con un mercado inmobiliario prohibitivo que expulsa al grueso de trabajadores al extrarradio.

Por eso, la noticia ha sido especialmente bien recibida desde el mundo empresarial, convencido de que el metro nocturno puede inyectar a la economía de la ciudad 77 millones de libras adicionales en el próximo quinquenio. En palabras del director de la Cámara de Comercio de Londres, Colin Stanbridge, el nuevo servicio “es vital para apuntalar la economía 24 horas en Londres”.

Mapa del metro de Londres, uno de los más grandes del mundo. ampliar foto
Mapa del metro de Londres, uno de los más grandes del mundo.

Medio millón de usuarios recurre al metro londinense pasadas las diez de la noche, pero entre las 12 y las 12.30, según las estaciones, el servicio se interrumpe, para sorpresa de muchos turistas que visitan la ciudad por primera vez. Las previsiones iniciales de la empresa que gestiona el metro de la urbe, London Underground, apuntan a que unas 100.000 personas utilizarán sus trenes a partir de esa última hora. Y, por muy tarde que sea, pagarán el mismo precio que por el servicio diurno. El billete válido para todo el día (una opción más económica que el billete individual) cubrirá todos los trayectos realizados hasta las 4.30 de la madrugada de la jornada siguiente; a partir de esa hora, habrá que comprar uno nuevo.

La capital que en el referéndum del pasado junio votó con entusiasmo por la permanencia en Europa, y en contra del sentir mayoritario de la nación que procuró la victoria al Brexit, sigue redoblando sus atractivos frente a la competencia de otras ciudades en alza. La apuesta por el metro nocturno ha vencido finalmente la resistencia de los sindicatos y su temor a que los cambios de horarios de la plantilla hagan más difícil la conciliación de sus trabajadores, además sin grandes compensaciones económicas adicionales.

Una vez sorteado ese bloqueo, las líneas Victoria y Central inauguran esta noche el nuevo servicio, que mantendrá abiertas durante 24 horas algunas de las estaciones más populares del centro. En otoño les seguirán Jubilee, Piccadilly y Northern, lo que sumará a casi la mitad de las líneas (un total de once) que conforman la red de uno de los metros más grandes del mundo.

Más información