Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ban Ki-moon destaca el nuevo perfil internacional de Argentina

El secretario de Naciones Unidas da un velado apoyo a la candidatura de la canciller Malcorra

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, brinda con el presidente Mauricio Macri en el Museo de la Casa Rosada
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, brinda con el presidente Mauricio Macri en el Museo de la Casa Rosada Presidencia

El giro diplomático que el presidente Mauricio Macri ha dado a las relaciones internacionales de su país han merecido los elogios del secretario general de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, de visita oficial en Buenos Aires. “Argentina está mentalizada en el desarrollo y en proceso de elevar su perfil político en la región y en todo el mundo”, dijo Ban Ki-moon durante una sesión académica organizada por el Consejo Argentina para las Relaciones Internacionales (CARI). El país "ha hecho importantes avances en servicios sociales, en educación. Pero hoy, Argentina debe continuar en ese camino de avances", dijo el diplomático. A su lado se encontraba la canciller Susana Malcorra, a quien consideró “una amiga” luego de tres años en los que la argentina fue su jefa de Gabinete en la ONU.

Malcorra aspira a suceder a su exjefe en “el trabajo más difíciles del mundo”, como lo calificó Ban Ki-moon. “Celebro su coraje para ofrecerse para este cargo. Lo que puedo hacer es desearle lo mejor”, dijo. La carrera de Malcorra hacia la secretaría general de la ONU es una de las principales apuestas del presidente Mauricio Macri. La alta funcionaria argentina se encuentra tercera tras la segunda ronda de votaciones informales, detrás del exministro de exteriores serbio Vuk Jeremic y el primer ministro portugués Antonio Guterres, quien se perfila como favorito. Ban Ki-moon no dio su apoyo explícito a Malcorra, pero no ahorró elogios hacia ella. “Es buena, dedicada y se ocupó de las cosas más difíciles, del trabajo sucio, para que el Secretario general tenga las cosas más fáciles. Estoy orgulloso de que sea canciller de Argentina”, agregó.

Ban Ki-Moon, en el CARI
Ban Ki-Moon, en el CARI AP

Este ha sido el tercer viaje de Ban Ki-moon a Argentina, pero el primero con Macri como presidente. El Gobierno presentó el encuentro en la Casa Rosada como un apoyo a la nueva agenda diplomática de Argentina, refractaria al eje bolivariano que marcó las relaciones internacionales del kirchnerismo y más cercana a la Alianza del Pacífico, el bloque económico que integran Chile, Perú, Colombia y México. Ban Ki-moon destacó en varias oportunidades la defensa argentina al “multilateralismo”, su “apoyo activo a la lucha contra el cambio climático”, el papel del país sudamericano en la defensa de los Derechos Humanos y su participación en las misiones de paz de la ONU. El diplomático agradeció también el “alto grado de generosidad” de Macri tras su predisposición a recibir a unos 3.000 refugiados sirios en las próximas semanas. "Argentina está manifestando un alto grado de compasión y generosidad en su liderazgo para con las personas que necesitan ese tipo de apoyo, y agradezco mucho que esto sea así, dijo Ban Ki-moon.

El secretario general de la ONU estará dos días en Argentina. Por tratarse de una visita oficial mantendrá contacto con los tres poderes del Estado. Tras su reunión con Macri tiene en agenda una reunión con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti y con la vicepresidenta y titular del Senado, Graciela Michetti. El acto con mayor carga simbólica será una visita al Parque de la Memoria, un paseo público frente al Río de la Plata donde se levantó un monumento a los desaparecidos durante la última dictadura militar argentina (1976-1983).

Más información