Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton alerta de la posible interferencia rusa en favor de Trump

El candidato republicano dice que podría reconocer la anexión de Crimea por Rusia

La candidata demócrata, Hillary Clinton, este sábado en Youngstown (Ohio, EE UU).

En su primera entrevista después lograr oficialmente la nominación demócrata, Hillary Clinton alertó este fin de semana sobre el peligro de que Rusia interfiera en el proceso democrático de Estados Unidos y ponga en riesgo la seguridad nacional. En la entrevista, con la cadena conservadora Fox News, Clinton sostiene que el Gobierno ruso de Vladímir Putin está detrás del robo y difusión de miles de correos electrónicos del Partido Demócrata. También insinúa una colusión entre Putin y su rival republicano en las elecciones presidenciales de noviembre, Donald Trump, que dice que podría reconocer la anexión rusa de Crimea.

Después de acusar a los servicios de espionaje ruso del robo informático, Clinton recuerda que Trump ha elogiado a Putin, y que ha dicho que, en caso de un ataque ruso contra un aliado de la OTAN, EE UU no se vería obligado a defender al aliado. El candidato republicano, además, ha animado a Rusia a piratear 30.000 emails de la candidata demócrata.

“No voy a sacar conclusiones precipitadas, pero creo que la exposición de los hechos suscita problemas sobre la interferencia rusa en nuestra elecciones, en nuestra democracia”, dice Clinton.

Y añade: “No toleraríamos esto viniendo de ningún otro país, particularmente de uno con el que tengamos posiciones adversas. Y que Trump aliente y elogie a Putin a pesar de lo que parece ser un esfuerzo deliberado para intentar afectar las elecciones, creo que esto suscita problemas de seguridad nacional”.

Algunos demócratas y constitucionalistas han hablado de posible traición, en referencia a las declaraciones de Trump alentando a una potencia rival a robar información privada de una candidata en EE UU. Trump alegó que no hablaba en serio, que sus comentarios eran “sarcásticos”.

El mensaje central de Clinton en esta campaña es que Trump carece del temperamento para ser presidente, y que sus ideas y comportamiento le sitúan fuera del tablero de la democracia norteamericana.

En las últimas décadas, el Partido Republicano ha adoptado las posiciones más duras ante Rusia. Con Trump los papeles se invierten. Este domingo, en la cadena ABC, Trump pareció confuso sobre la presencia rusa en Ucrania, y abrazó posiciones muy cercanas a las del Kremlin sobre la península de Crimea. "Por lo que oigo, el pueblo de Crimea preferiría estar con Rusia que donde estaba", dijo.

Los republicanos parecen hoy el partido prorruso de EE UU. Y el Partido Demócrata es el partido de la bandera y el orgullo nacional ante las interferencias de Moscú.

Clinton, sin embargo, ha renunciado a plantear la campaña como una confrontación entre las visiones del mundo de los demócratas y los republicanos. Podría haber atacado a los republicanos por entregarse a los brazos de Trump. En su lugar, plantea la campaña como una pugna entre una visión patriótica y americanista, en la que caben demócratas y republicanos, y otra con tendencias autoritarias y complicidades con potencias rivales, que sería la de Trump.

Que la primera entrevista tras la convención sea en Fox News, ariete mediático de la derecha contra el presidente demócrata Barack Obama y contra la propia Clinton, es revelador. Demuestra que la candidata renuncia a estigmatizar a los republicanos por hacer de Trump su líder. Intenta demostrar que Trump es un ente extraño, incluso para la derecha, y atraer a votantes del Partido Republicano.

Más información