Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder xenófobo Wilders: “Lo que está ocurriendo en EE UU es bastante similar a lo que vemos en Europa”

El político holandés elogia a Trump en una entrevista con EL PAÍS en la convención republicana de Cleveland

A Geert Wilders, el político xenófobo holandés, se le ve cómodo por los pasillos de la convención del Partido Republicano en Cleveland. Sonríe y camina con convicción. El líder del Partido por la Libertad, favorito en las elecciones holandesas del próximo año, ensalza los paralelismos ideológicos con Donald Trump, el candidato republicano a la Casa Blanca. “Creo que lo que está ocurriendo en Estados Unidos hoy es bastante similar a lo que vemos en Europa. Más gente cada día, millones de personas no se sienten representadas por la élite política”, dice Wilders a EL PAÍS en el pabellón que acoge la convención.

Geert Wilders, el líder ultraderechista holandés.

Para el político holandés y otros líderes de la ultraderecha europea, como la francesa Marine Le Pen, el auge del mensaje populista de Trump supone un aval. Todos se presentan como outsiders del establishment político, se jactan de hablar sin tapujos -no ser políticamente correctos es un mantra-, hacen una vaporosa promesa de recuperar el control de su país y prometen restringir la entrada de inmigrantes. También aplauden la victoria en referéndum de la salida británica de la Unión Europea. Tras el Brexit, Wilders promete el Nexit tras las elecciones de 2017.

“Creo que el señor Trump, como muchos políticos en Europa, incluido yo, están ganando terreno porque tratan de representar a la gente y afrontar los problemas. Los americanos la llaman ‘blue collar people’ (gente de clase trabajadora), la gente normal que quiere un país seguro para sus hijos y nietos, y no quiere más una política de puertas abiertas”, dice Wilders.

El político holandés, de 52 años (18 menos que Trump), se opone, igual que el candidato republicano en las elecciones de noviembre, a la llegada de musulmanes. Él se centra más en el impacto social, mientras que el estadounidense en la amenaza de seguridad. Wilders se jacta de ser un precursor de Trump. El magnate inmobiliario promete prohibir la entrada a EE UU de musulmanes extranjeros bajo el pretexto de evitar ataques yihadistas, construir un muro en la frontera con México y expulsar de EE UU a todos los inmigrantes indocumentados.

“Tenemos nuestras propias propuestas, mucho antes que el señor Trump hablara de ello. En el programa de mi partido, incluíamos la paralización completa de la inmigración de países musulmanes”, explica Wilders. “No porque todos los musulmanes sean gente mala, eso es ridículo y yo nunca lo diré. Pero porque traen con ellos una cultura, la ideología islámica, que creo es muy peligrosa para poder permanecer libres”.

Wilders a las afueras del pabellón que acoge la convención.
Wilders a las afueras del pabellón que acoge la convención.

Y añade: “No todos los musulmanes son radicales o terroristas, pero desafortunadamente casi todos los terroristas hoy son musulmanes y deberíamos abordarlo. Ya no deberíamos ser políticamente correctos, mirar a otro lado e ignorar este problema. Deberíamos cerrar nuestras fronteras. Desafortunadamente, no podemos hacer eso dentro de la Unión Europea, por ello estoy muy a favor del Nexit”.

¿Ecos con Trump? “Hasta que seamos capaces de determinar y entender este problema, y la peligrosa amenaza que supone, nuestro país no puede ser víctima de esos horrendos ataques de gente que solo cree en la yihad y que no tiene ningún sentido o respeto por la vida humana”, dijo el republicano al anunciar el pasado septiembre su veto a musulmanes.

Wilders tiene otros parecidos con Trump. También es alto, tiene el pelo teñido de un rubio despampanante y habla con firmeza. Mientras anda por los pasillos de la convención republicana, mucha gente se gira y lo mira. A las puertas del pabellón deportivo, se acerca a saludarle Shalabh Kumar, presidente de la Coalición Republicana Hindú. “Somos aliados”, le dice Wilders al republicano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >