Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El portugués Guterres lidera la carrera para dirigir la ONU

El Consejo de Seguridad celebra el primer voto indicativo para designar al próximo secretario general

António Guterres, defendiendo su candidatura a dirigir la ONU
António Guterres, defendiendo su candidatura a dirigir la ONU REUTERS

La carrera para suceder a Ban Ki-moon como secretario general de las Naciones Unidas está oficialmente lanzada, tras el Consejo de Seguridad celebrar este jueves un primer voto tentativo. El exprimer ministro portugués António Guterres lidera provisionalmente un paquete integrado por una docena de aspirantes, seguido por el expresidente esloveno Danilo Turk. La intención es que el proceso de selección esté completado para el mes de octubre a más tardar, para que el traspaso de poderes se haga así de la manera más suave posible.

Hay seis hombres y seis mujeres que se postulan para colocarse al frente de la institución que vela por la paz y el desarrollo global. El primer tanteo se realizó a puerta cerrada y en secreto. El propósito, como explican fuentes diplomáticas que participan en el proceso, es ayudar a los candidatos a que sepan dónde están en la carrera y hacerles entender hacía donde pueden ir. Pero corresponde al aspirante decidir si continúa con la campaña o se retiran.

El resultado de la votación se comunicó a cada candidato por separado tras celebrarse la primera ronda. Ni si quiera ellos conocen que país les “anima” a seguir defendiendo su perfil o los que los rechazan. A este primer voto, por tanto, seguirán otros en las próximas semanas para poder ir estrechando más y más el círculo. Nunca antes se presentaron tantas candidaturas y no está descartado que emerjan otros nombres, lo que pude llegar a complicar el proceso de selección.

Hay una regla no escrita por la que el cargo de secretario general correspondería esta vez a una personalidad de la Europa del Este. En paralelo, hay una intensa campaña para que lo ocupe una mujer. Antes del voto, la mejor colocada era la búlgara Irina Bokova –directora general de la Unesco- junto a la neozelandesa Helen Clark –del PNUD- y la costarricense Christina Figueres –secretaria ejecutiva de la Convención Marco sobre el Cambio Climático.

El socialista Guterres fue alto comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados entre junio de 2005 y diciembre de 2015. Conoce, por tanto, los entresijos del organismo. Habría recibido 12 apoyos, según fuentes diplomáticas citadas por AFP. También Turk, que presidió Eslovenia entre 2007 y 2012 y fue secretario general adjunto de la ONU entre 2000 y 2005. Tubo 11 respaldos. “De lo que se trata es de elegir al mejor líder”, comentaba antes del voto la embajadora estadounidense Samantha Power. Los países evitan decir cuál es su candidato preferido.

El líder más fuerte

“El sucesor debe construir sobre los logros conseguidos por Ban Ki-moon”, añadió el embajador británico Matthew Rycroft, “por eso necesitamos elegir al más fuerte”. Reino Unido es de los que apuestan por una mujer. “Eso no significa que vayamos a vetar a todos los hombres porque hay algunos muy sólidos”, aclaró. Todos insisten en que el criterio regional es el menos importante.

Además de los nombres antes citados, están Vesna Pusic (Croacia), Vuck Jeremic (Serbia), Natalia Gherman (Moldavia), Igor Luksic (Montenegro), Srgjan Kerim (Macedonia), Miroslav Lajcak (Eslovaquia) y Susana Malcorra (Argentina). El órgano de la ONU que vela por la paz y la seguridad tiene la última palabra, pese el proceso se está haciendo de una manera más transparente.

El surcoreano Ban Ki-moon se puso al frente de las Naciones Unidas en enero de 2007, cuando se fraguaba la mayor crisis económica desde la Gran Depresión. Renovó su mandato en junio de 2011. Durante esta década hizo de la lucha contra el cambio climático su principal caballo de batalla. También se definió el nuevo plan de acción para el desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza.