Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados 22 cuerpos de migrantes en una patera en el Mediterráneo

Médicos Sin Fronteras rescata a 209 supervivientes, de los cuales 50 eran niños

Migrantes, este miércoles a su llegada al puerto de Palermo (Italia).

Estaban al fondo de la barca, muertas, en medio de un charco de combustible. 21 mujeres jóvenes y un hombre que, junto a otras 209 personas –50 de ellas menores de edad-- intentaban atravesar el Mediterráneo desde las costas de Libia para alcanzar Europa. Cuando, durante la jornada del miércoles, los tripulantes del buque Acquarius, de la organización Médicos sin Fronteras (MSF), subieron a bordo de la patera para poner a salvo a los inmigrantes, encontraron los cuerpos sin vida de los jóvenes. Aún no está claro si murieron por asfixia o por las quemaduras provocadas por el combustible.

Según la información facilitada por Médicos sin Fronteras (MSF), el dispositivo de salvamento se activó cuando el buque Acquarius divisó dos lanchas neumáticas repletas de personas en el Mediterráneo central. En una de las pateras fueron hallados los cadáveres, que se encontraban en "un charco de combustible" al fondo de la barcaza. Entre los 209 supervivientes había 50 menores de edad. De ellos, 45 no viajaban acompañados. En la operación de salvamento también participaron miembros de la asociación humanitaria SOS Mediterranée.

 "Cuando nuestro equipo alcanzó la primera barcaza", explicó Jens Pagotto, jefe de misión de MSF para las Operaciones de Búsqueda y Rescate, "se encontró con los cadáveres que yacían en la base del bote en un charco de combustible". Según Pagotto, los supervivientes habían permanecido en el barco con los cadáveres durante horas y "muchos de ellos se encontraban traumatizados para hablar de lo ocurrido". También añadió que "todavía no está exactamente clara" la causa de la muerte de estas personas. 

Mediante un comunicado, Médicos sin Fronteras ha denunciado que "la Unión Europea no puede seguir dando la espalda a la gente que se juega la vida en el mar para huir de la violencia, de la pobreza extrema o de las persecuciones políticas".  Según MSF, la UE "no puede ni debe devolverles a Libia o a sus países de origen y debe reanudar de inmediato sus operaciones de salvamento y rescate".

Italia recibe, a través del Mediterráneo, un elevado flujo de inmigrantes procedente del litoral septentrional del continente africano, sobre todo desde las costas libias. Solo durante el miércoles fueron rescatadas en el mar 567 personas, que se suman a las 3.200 rescatadas el martes.

Más información