Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andrea Leadsom entra en la batalla personal

La candidata a primera ministra británica, que insinuó que estaba mejor preparada que Theresa May porque es madre y ella no, ofrece "optimismo y esperanza"

Theresa May, candidata a primera ministra británica.

Andrea Leadsom, de 53 años, es el único obstáculo entre Theresa May y el número 10 de Downing Street. La inexperta diputada, secretaria de Estado de Energía a la que su decidido apoyo al Brexit convirtió en una estrella emergente del conservadurismo, ha decidido desafiar a la clara favorita a suceder a David Cameron en la votación de la militancia el próximo 9 de septiembre.

Sus movimientos durante el fin de semana dejan claro que dará la batalla recurriendo, incluso, al ámbito personal. En una entrevista publicada en primera página de The Times este sábado, Leadsom insinuó que su condición de madre de tres hijos la capacita más que a May, que no tienen descendencia, para ser la próxima primera ministra. “Genuinamente, siento que ser madre significa que tienes un verdadero interés en el futuro del país, un interés tangible”, declaró.

Las declaraciones desataron un auténtico revuelo político, y la propia Leadsom quiso distanciarse de lo que definió como “periodismo de alcantarilla”. Desde el periódico, tuitearon extractos de la transcripción de la entrevista para confirmar su literalidad. "Ya he dicho a Theresa cuánto lamento cualquier daño que le pueda haber causado y cómo el artículo decía completamente lo contrario de lo que dije y creo", ha explicado el lunes en el Daily Telegraph.

Leadsom también fue criticada la semana pasada por exagerar supuestamente su currículum en la City, donde trabajó antes de obtener su escaño en el Parlamento en 2010. La apoyan 84 diputados, frente a los 199 que respaldan a May. Pero la decisión la tomarán los militantes conservadores el próximo 9 de septiembre.

Las normas del proceso electoral de los tories -en el que solo votan los militantes de pleno derecho que lleven más de tres meses afiliados al partido- hacen más difícil que se produzca una sorpresa como la que aupó a Corbyn al liderazgo laborista en septiembre. Pero nadie subestima el potencial de Andrea Leadsom, respaldada por el popular Boris Johnson, de conectar con el sector más euroescéptico del partido que quiere que sea una de los suyos la que lidere la ruptura con Europa. Frente a la veteranía y solidez que promete Theresa May, Leadsom se presenta como la candidata del “optimismo y la esperanza”.

Más información