Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Toda Europa ha sido rehén de los ‘tories’ británicos”

El presidente de la Eurocámara insta a no debilitar la libre circulación en la UE

Martin Schulz en el Parlamento Europeo, este viernes.
Martin Schulz en el Parlamento Europeo, este viernes. REUTERS

De entre todos los lamentos que la decisión británica desató ayer en Bruselas, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, destaca uno: el 75% de los votantes jóvenes han elegido permanecer en la Unión Europea. Y, sin embargo, tendrán que lidiar con un escenario de salida. Visiblemente apesadumbrado por el resultado del referéndum, Schulz recibe en la Eurocámara a un grupo de periódicos europeos —entre ellos EL PAÍS—pocas horas después de conocer los resultados. El veterano político lanza una alerta: “No se puede dar nada por conquistado para siempre”.

Por encima de las discusiones sobre soberanía, inmigración o fatiga europea, el socialdemócrata alemán define así el proceso que ha culminado en un Brexit: “Toda Europa ha sido rehén del Partido Conservador británico”. Schulz hace suyas las palabras del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, para juzgar lo ocurrido: “Reino Unido ha elegido la inestabilidad; el resto de Estados miembros no deberían hacerlo”.

El presidente de la Eurocámara, en el cargo desde 2012, lanza estos mensajes después de haberse coordinado con los principales líderes europeos: ha hablado dos veces por teléfono con el presidente francés, François Hollande; una con la canciller alemana, Angela Merkel, y ha mantenido una reunión de emergencia con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; el del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, que asume este semestre la presidencia rotatoria de la UE.

Tras comunicarse con todos ellos, Schulz apela a la unidad para cerrar las fugas de agua que amenazan la UE: “Tenemos que sortear la crisis migratoria, los desequilibrios sociales, la evasión y el fraude fiscal, uno de los grandes problemas de Europa en este momento… En todas esas áreas, el país que ha bloqueado soluciones ha sido Reino Unido”.

"Esa no es mi Europa"

Frente a las voces que preconizan más euroescepticismo en el club comunitario tras el referéndum británico, el dirigente alemán pide no responder con la misma pócima que ha envenenado el debate en Reino Unido: el cuestionamiento de la libre circulación. “Nunca se convence a los euroescépticos de que se vuelvan proeuropeos limitando la libertad de movimientos. ¿Una Europa en la que haya libertad de capitales, bienes y servicios, pero no de personas? Esa no es mi Europa”, zanja Schulz, uno de los pocos líderes comunitarios que alzó la voz para denunciar la doctrina de austeridad que abrazó la UE tras la crisis financiera (aunque también fue duro respecto a Grecia).

Más allá del caso británico, la cabeza visible del Parlamento deplora la actitud que adoptan una mayoría de gobernantes al culpar a la UE —que no es sino la suma de todos sus miembros— de los fracasos europeos y arrogarse como propios los éxitos. “Este juego ha sido continuo entre los líderes nacionales durante dos décadas. Debemos pararlo. La Unión será tan fuerte como le permitan sus Estados miembros”.

Schulz advierte de que el camino europeo sin Reino Unido ya ha comenzado, con la reunión que los 27 jefes de Estado y de Gobierno restantes mantendrán la próxima semana en Bruselas, al margen de la cumbre formal de los Veintiocho. Y asegura que la Eurocámara no validará ningún arreglo con Londres fuera del trámite formal que debe iniciar el Gobierno británico.

Más información